Anuncios

Los agricultores franceses preparan una dura bienvenida a Macron en feria agrícola

Agricultores franceses de Coordination Rural (CR) utilizan sus tractores durante una operación de marcha lenta mientras protestan antes de la inauguración de la feria agrícola de París

Por Sybille de La Hamaide y Benoit Tessier

PARÍS, 23 feb (Reuters) - Los agricultores franceses volvieron a las calles de París el viernes, advirtiendo al presidente Emmanuel Macron que debería esperar una bienvenida difícil cuando inaugure una gran feria agrícola el sábado, en medio de la ira por los costos, la burocracia y las regulaciones medioambientales.

Decenas de tractores llegaron a la capital francesa haciendo sonar sus bocinas. Un tractor llevaba un cartel que decía: "Macron, estás sembrando una tormenta, ten cuidado con lo que cosechas".

Los agricultores han estado protestando en toda Europa, reclamando mejores ingresos, menos burocracia y denunciando la competencia desleal de los productos ucranianos baratos para ayudar al esfuerzo bélico de Kiev.

A principios de mes, los agricultores franceses suspendieron en gran medida las protestas, que incluían el bloqueo de carreteras y el vertido de estiércol frente a edificios públicos, después de que el primer ministro Gabriel Attal prometió nuevas medidas por valor de 400 millones de euros (432,56 millones de dólares).

Pero las protestas se reanudaron esta semana para presionar al gobierno para que les ayude más y cumpla sus promesas, antes de la feria agrícola de París, uno de los principales acontecimientos en Francia, que atrae a unos 600.000 visitantes durante nueve días.

"Algunos agricultores intentarán impedir que el presidente (Macron) entre en la feria. Y si entra, perturbarán su paseo", dijo a Reuters Jean Lefevre, miembro de FNSEA, el mayor sindicato agrícola de Francia.

Habrá tractores y unos 2.000 agricultores esperando a Macron en la feria, dijo Lefevre.

Las protestas de los agricultores se han extendido por toda Europa, más recientemente en países como Polonia, España y la República Checa. Las protestas se producen en un momento en el que la extrema derecha, para la que los agricultores representan un electorado cada vez mayor, está ganando terreno de cara a las elecciones al Parlamento Europeo de junio.

En otro signo de lo tensas que siguen siendo las relaciones entre los agricultores y el Gobierno en Francia, el jefe de la FNSEA, Arnaud Rousseau, dijo que no participaría en un gran debate que Macron quiere celebrar en la feria agrícola del sábado con agricultores, procesadores de alimentos y minoristas.

"En este momento, no se dan las condiciones para un diálogo (...) la tensión es demasiado grande", declaró Rousseau a la emisora de radio BFM TV/RMC tras descubrir que el grupo activista proambiental "Soulevements de la Terre" figuraba entre los invitados al debate.

En un mensaje inusualmente detallado en X, la oficina de Macron dijo más tarde que el grupo activista no había sido invitado y que lo habían anunciado por error.

(1 dólar = 0,9247 euros)

(Reporte de Sybille de La Hamaide, reporte adicional de Stephane Mahe, Benoit Tessier, Dominique Vidalon; Editado en Español por Ricardo Figueroa)