Anuncios

Agencias de ONU: Hambruna y enfermedades amenazan una Gaza necesitada de ayuda

Palestinas lloran luego de ver por última vez el cuerpo de Suleiman Kanan, de 17 años, durante su funeral en Bir Zeit, Cisjordania, el lunes 15 de enero de 2024. (AP Foto/Nasser Nasser)

RAFAH, Franja de Gaza (AP) — Gaza necesita urgentemente más ayuda o su desesperada población sufrirá por hambruna y enfermedades generalizadas, advirtieron el lunes los directores de tres importantes agencias de Naciones Unidas, mientras las autoridades del territorio palestino reportaban que la cifra de muertes en la guerra entre Israel y Hamás ha superado las 24.000.

Aunque los directores de las agencias de la ONU no acusaron directamente a Israel, señalaron que la entrega de ayuda está siendo obstaculizada por el hecho de que hay muy pocos cruces fronterizos, hay un lento proceso de revisión de camiones y de productos que van a Gaza, y por los continuos combates en el territorio, y en todo ello Israel es un factor decisivo.

La guerra de Israel contra Hamás en la Franja de Gaza, desencadenada por el asalto del 7 de octubre contra Israel, ha provocado una destrucción sin precedentes en el pequeño enclave costero y ha dado lugar a una catástrofe humanitaria que ha desplazado a la mayoría de los 2,3 millones de habitantes de Gaza y llevado a más de una cuarta parte de la población a padecer hambre, de acuerdo con la ONU.

También ha avivado las tensiones regionales. Grupos respaldados por Irán en Líbano, Siria, Irak y Yemen han llevado a cabo ataques en apoyo de los palestinos. Combatientes hutíes en Yemen lanzaron un misil que impactó un buque carguero de propiedad estadounidense el lunes, días después de que Estados Unidos encabezó una ofensiva contra los hutíes en respuesta a sus ataques contra buques en el mar Rojo.

En Gaza, los civiles están cada vez más desesperados. Un video publicado el lunes por Al Jazeera mostraba a cientos de personas corriendo hacia lo que parecía ser un camión de ayuda en lo que el medio señaló que era la Ciudad de Gaza. The Associated Press no pudo verificar de manera independiente el video y de momento no estaba claro cuándo había sido grabado.

El Programa Mundial de Alimentos, la UNICEF y la Organización Mundial de la Salud señalaron el lunes que era necesario que se abrieran nuevas rutas de entrada a Gaza, que se permita el ingreso de más camiones al día y que se permita a los trabajadores humanitarios y a aquellos que necesitan ayuda un traslado seguro por el territorio.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, dijo que las agencias y sus socios “no pueden entregar ayuda humanitaria de forma efectiva mientras Gaza se encuentre bajo bombardeos tan intensos, generalizados e incesantes”. Añadió que el fallecimiento de 152 miembros del personal de la ONU en Gaza desde el inicio de la guerra “es la mayor cantidad de pérdida de vidas en la historia de nuestra organización”.

AUMENTA EL NÚMERO DE VÍCTIMAS

El Ministerio de Salud de Gaza informó el lunes que en el último día llegaron a hospitales del territorio los cadáveres de 132 personas que murieron en ataques israelíes, lo que eleva a 24.100 la cifra de muertes por los ataques de Israel desde el inicio de la guerra.

El ministerio, cuyo conteo no distingue entre combatientes y civiles, indicó que dos terceras partes de quienes han muerto en la guerra eran mujeres y niños. Israel afirma que sus fuerzas han matado a cerca de 8.000 combatientes, sin proporcionar pruebas.

Israel culpa a Hamás por la alta cifra de muertes de palestinos, y afirma que los combatientes de Hamás utilizan edificios civiles y lanzan ataques desde zonas urbanas densamente pobladas.

El lunes, las fuerzas militares de Israel dijeron que sus elementos y aeronaves atacaron a combatientes en la segunda ciudad más poblada del enclave, Jan Yunis, el actual foco de la ofensiva terrestre, así como en el norte de Gaza.

Un día después de que la Casa Blanca dijo que era momento para que Israel redujera su ofensiva militar, el ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, señaló que la fase intensa de su campaña en el sur de Gaza se reducirá en próximas fechas, una vez que Israel tome el control militar de la zona.

En Israel, una mujer murió y otras 12 personas resultaron heridas durante un ataque con un vehículo y un apuñalamiento que, según la policía de Tel Aviv, fue perpetrado por al menos dos palestinos que posteriormente fueron detenidos. Los sospechosos robaron al menos tres autos e intentaron atropellar a peatones, indicaron las autoridades.

Hamás aplaudió el atentado, pero ni ellos ni ningún otro grupo armado palestino se adjudicó el ataque.

Palestinos han llevado a cabo varios ataques contra israelíes desde el inicio de la guerra, en particular en Jerusalén o en el territorio palestino de Cisjordania, que está bajo ocupación de Israel. Alrededor de 350 palestinos han muerto a manos de las fuerzas israelíes en Cisjordania, según el Ministerio de Salud palestino, en su mayoría en enfrentamientos durante redadas israelíes o en protestas.

HAMÁS: DOS ISRAELÍES MURIERON POR BOMBARDEOS DE ISRAEL

La guerra comenzó cuando un ataque sorpresa encabezado por Hamás en el sur de Israel dejó unos 1.200 muertos, en su mayoría civiles. Los combatientes palestinos tomaron a unas 250 personas como cautivos, y aún retienen a casi la mitad de ellas luego de haber liberado a más de 100 rehenes durante un intercambio por palestinos presos en Israel, como parte de una tregua en noviembre pasado.

Hamás difundió un video la noche del lunes en el que aparecen tres rehenes: Noa Argamani, de 26 años; Yossi Sharabi, de 53; e Itay Svirsky, de 38. Incluye breves declaraciones de los tres en las que piden a Israel que ponga fin a la guerra y afirman que tienen poca comida y agua y corren peligro debido a los bombardeos israelíes.

Más adelante en el video, Argamani dice que Sharabi y Svirsky murieron durante dos bombardeos y que ella misma estaba herida. Posteriormente, las imágenes muestran lo que parecen ser los cadáveres de Sharabi y Svirsky.

El vicealmirante Daniel Hagari, portavoz militar de Israel, dijo que el ejército informó a los familiares de Svirsky y de otro rehén que estaban “sumamente preocupados” acerca de su estado. Añadió que Israel atacó una instalación cercana al lugar en el que los rehenes estaban retenidos, pero que en ese momento desconocían su ubicación.

Gallant indicó el lunes que la presión militar es la única forma de obtener la liberación de los rehenes restantes, y descartó un cese del fuego.

CRISIS HUMANITARIA SIN PRECEDENTES

La guerra, que ya se encuentra en su 101er día, ha provocado una crisis humanitaria sin precedentes en Gaza, que ya pasaba problemas debido a un prolongado bloqueo impuesto por Israel y Egipto luego de que Hamás tomó el poder en 2007.

La crisis ha sido particularmente grave en el norte de Gaza. La ONU señaló el domingo que menos de una cuarta parte de los convoyes de ayuda han llegado a sus destinos en el norte en lo que va de enero, debido a que las autoridades israelíes negaron la mayoría de los accesos. De momento no hubo comentarios por parte de funcionarios israelíes.

Las agencias de la ONU señalaron que quieren acceso al puerto israelí de Asdod, ubicado unos 40 kilómetros (24 millas) al norte de Gaza, lo que —afirman— les permitiría enviar mayores cantidades de ayuda directamente hacia el norte de Gaza, una zona que fue en gran parte destruida por Israel durante las primeras semanas de la guerra.

Israel ha culpado a la ONU y a otros grupos por los problemas con la entrega de asistencia.

Moshe Tetro, funcionario de COGAT, un organismo militar israelí a cargo de los asuntos civiles palestinos, dijo la semana pasada que la mayoría de la entrega de ayuda se aceleraría si la ONU pusiera a disposición a más trabajadores para recibir y empacar los suministros. Añadió que se necesitaban más camiones para llevar la ayuda a Israel para las revisiones de seguridad, además de que era necesario extender el horario de operaciones en el cruce fronterizo de Rafah entre Gaza y Egipto.

Israel impuso un asedio contra Gaza después del ataque del 7 de octubre. Cedió después de que su principal aliado, Estados Unidos, presionó para reducir las restricciones. Tanto Washington como Naciones Unidas han seguido instando a Israel para que facilite el flujo de ayuda.

___

Magdy informó desde El Cairo y Goldenberg desde Tel Aviv, Israel.