Anuncios

Agencia de ciberseguridad de EEUU refuerza cooperación con estados ante amenazas a sistema electoral

Una persona introduce su voto en una casilla ubicada frente a la sede de la División Electoral de Denver, el 8 de noviembre de 2022, en el centro de Denver. (AP Foto/David Zalubowski, Archivo)

WASHINGTON (AP) — La agencia estadounidense de ciberseguridad lanzó el jueves un programa encaminado a reforzar la seguridad electoral en los estados, apuntalando el apoyo a oficinas locales con la esperanza de brindar garantías a los votantes de que los comicios presidenciales de este año serán seguros y precisos.

Funcionarios de la Agencia de Seguridad Cibernética y de la Infraestructura de Estados Unidos (CISA, por sus iniciales en inglés) presentarán esta semana el programa ante la Asociación Nacional de Directores Electorales Estatales y la Asociación Nacional de Secretarios de Gobierno, que se reúnen en la capital del país.

Para los funcionarios electorales estatales y locales, la lista de desafíos de seguridad es cada vez más larga. Entre ellos están los siguientes: posibles ataques cibernéticos de parte de gobiernos extranjeros, grupos delictivos de ransomware que atacan a sistemas de cómputo, y la persistencia de desinformación electoral que ha derivado en el acoso a funcionarios electorales y socavado la confianza del público.

Tan sólo en las últimas semanas se emplearon llamadas robot generadas por inteligencia artificial de cara a las primarias presidenciales de Nueva Hampshire, y la oficina electoral del condado Fulton, Georgia, tuvo que lidiar con un ciberataque que afectó al gobierno local.

La agencia ha mostrado una particular preocupación este año ante la posibilidad de que un gobierno extranjero ataque los sistemas electorales. Eric Goldstein, subdirector ejecutivo de seguridad cibernética de la CISA, mencionó un “ambiente de ciberseguridad realmente difícil” que incluye “avances extraordinarios de las naciones Estado enemigas China, Rusia, Irán y Corea del Norte”.

La CISA fue creada tras los comicios de 2016, cuando Moscú intentó interferir en el proceso electoral de Estados Unidos mediante un plan en varios frentes que incluyó el acceso a correos electrónicos de campaña y su difusión, y el escaneo de registros estatales de votantes en busca de vulnerabilidades. Los sistemas electorales fueron designados infraestructura crucial junto a los bancos, represas y plantas nucleares del país, lo que les permitió recibir apoyo adicional del gobierno federal.

El programa anunciado esta semana incluye la contratación de 10 nuevos asesores con amplia experiencia electoral que ingresarán a la agencia federal. Estarán ubicados en distintos puntos del país y se sumarán a otros empleados que han estado llevando a cabo revisiones de seguridad física y cibernética para las oficinas electorales que así lo soliciten.

La directora de la agencia, Jen Easterly, anunció el programa durante una reunión de directores electorales estatales en Carolina del Sur en julio pasado. El nuevo equipo se concentrará de lleno en las elecciones, algo que es vital debido a las complejidades en torno a las votaciones, que varían según la jurisdicción, dijo la asesora principal de la CISA, Cait Conley, que encabeza las labores de seguridad electoral de la agencia.

“Comprender la complejidad del ambiente electoral operativo de cada estado y sus necesidades en materia de seguridad es fundamental para que podamos ser aliados eficaces con el fin de ayudarlos a mitigar esas necesidades y garantizar la solidez y seguridad de la infraestructura”, declaró Conley.

Entre los nuevos asesores están el exdirector electoral de Texas, Keith Ingram; el exdirector de información de la Secretaría de Gobierno de Ohio, Spencer Wood; y el exsupervisor electoral del condado Escambia, Florida, David Stafford.

“Ningún condado estará solo en esto sin aliados, y ningún estado estará solo en esto sin socios. Somos afortunados de tener esta relación con la CISA para ayudar a asegurarnos de que nuestra infraestructura de ciberseguridad esté reforzada contra los intentos de quienes actúan de mala fe para interferir con ella”, dijo Al Schmidt, director electoral de Pensilvania.

Los funcionarios electorales estatales aplaudieron la llegada de ayuda adicional. Algunos expresaron a las autoridades federales preocupaciones por su seguridad personal, tomando en cuenta que han sido objeto de acoso y amenazas de muerte desde los comicios de 2020.

“Sé a lo que se enfrentan, en especial en jurisdicciones más pequeñas. Quiero estar allí para ayudarlos a prepararse para lo que se viene y apoyarlos en los días buenos y en los más difíciles, poniéndolos en contacto con nuestros servicios y conocimientos”, dijo Lori Augino, otra de las nuevas asesoras en seguridad electoral, que previamente se desempeñó como directora electoral en el estado de Washington. “La solidez de nuestro sistema electoral depende de esta red de apoyo”.

Karen Brinson Bell, directora ejecutiva de la Junta Electoral Estatal de Carolina del Norte, dijo que ya se puso en contacto con el nuevo asesor de seguridad electoral de la CISA para su región y le expresó algunas de sus necesidades.

“El hecho de que la CISA pueda estar más en la línea de frente ayudándonos es realmente el paso correcto para avanzar”, declaró Brinson Bell.