"Afganistán es hoy una amenaza mucho más grande para el mundo que en 2001"

·6  min de lectura
Retrato de Ahmad Massoud, París, 22 de marzo de 2021
Ahmad Massoud lleva el peso de la resistencia sobre sus hombros.

"Afganistán es hoy una amenaza mucho mayor para el mundo que en 2001".

Esta es la dura advertencia del hijo de un famoso líder de la resistencia antitalibán.

Ahmad Massoud tiene solo 33 años pero ya está siguiendo los pasos de su padre.

Su padre era el veterano comandante Ahmad Shah Massoud, conocido como el 'león de Panjshir', la provincia al norte de Kabul de donde proviene la familia.

Ahmad Shah Massoud fue asesinado por agentes de al Qaeda dos días antes de los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos en 2001.

Esto ocurrió durante el último período del gobierno talibán, cuando el grupo militante islámico de Afganistán permitía que otros grupos yihadistas vivieran en su territorio.

Ahora, su hijo teme que la historia se esté repitiendo.

"Refugio seguro para terroristas"

Ahmad Massoud dice que su país se ha convertido una vez más en un refugio seguro para decenas de grupos terroristas, incluidos ISIS y al Qaeda, que quieren exportar su ideología extremista al mundo.

El gobierno afgano respaldado por Occidente colapsó en agosto del año pasado tras la retirada de las tropas extranjeras.

Los talibanes recuperaron el poder después de más de 20 años.

En una entrevista exclusiva con la BBC, Ahmad Massoud advirtió al mundo que no debe ignorar a Afganistán y afirmó que su país necesita atención urgente y estabilidad política.

Massoud señaló que grupos terroristas podrían usar este turbulento período para apuntar contra intereses extranjeros.

Ahmad Massoud
El sitio de la entrevista de Ahmad Massoud con la BBC no fue revelado.

Su padre, Ahmad Shah Massoud, lanzó una advertencia similar pocos días antes del 11 de septiembre.

Ahmad Massoud dice que no se prestó atención a la advertencia de su padre y que el mundo ha vivido con las consecuencias desde entonces.

La situación actual en Afganistán es "mucho peor" que en la época de su padre, señaló Massoud.

"Espero que el mundo, y especialmente Europa, comprenda la gravedad de la amenaza que representa Afganistán e intervenga de manera significativa para ayudar a establecer un gobierno legítimo y responsable en Afganistán", afirmó.

"Obligados a luchar"

Ahmad Massoud realizó un año de entrenamiento en la Real Academia Militar ubicada en la localidad de Sandhurst, en el sur de Inglaterra (Royal Military Academy Sandhurst), donde Reino Unido entrena a sus oficiales del ejército.

Luego completó una licenciatura en estudios de guerra en King's College en Londres.

El joven líder dice que la crisis en su país debe resolverse a través de negociaciones políticas en lugar de mediante la guerra.

Sin embargo, asegura que los talibanes "no le dejaron más remedio" que resistir y luchar contra lo que él llama los "crímenes de lesa humanidad" de los talibanes.

Tras el regreso al poder de los talibanes en agosto del año pasado, Ahmad Massoud se retiró a su ciudad natal de Panjshir y formó el Frente de Resistencia Nacional.

Massoud ahora comanda a más de 3.000 combatientes armados.

Durante los últimos 11 meses sus fuerzas han estado luchando contra los talibanes, principalmente en los valles y montañas de Panjshir y en el distrito estratégico vecino de Andarab en la provincia de Baghlan.

Combatientes de la resistencia antitalibán en Panjshir en agosto de 2021.
Combatientes de la resistencia antitalibán en Panjshir en agosto de 2021.

Esos combates contradicen la afirmación de los talibanes de que han llevado la seguridad a todo el territorio afgano.

A diferencia de la lucha armada de su padre a fines de la década de 1990, hasta ahora ningún país ha respaldado públicamente la resistencia armada de Ahmad Massoud contra los talibanes.

El mes pasado, el gobierno de Reino Unido emitió una declaración en la que decía que "no apoya a nadie, incluidos los ciudadanos afganos, que busque lograr un cambio político a través de la violencia, o cualquier actividad que incite a la violencia con fines políticos en Afganistán".

Los talibanes dieron la bienvenida a la postura británica.

Pero Ahmad Massoud dice que es "moralmente cuestionable" y plantea cómo las potencias occidentales pueden decir ahora que no es aceptable luchar contra los talibanes cuando respaldaron la campaña militar contra ellos durante décadas.

Massoud también señala que el pueblo afgano tiene derecho a luchar por la justicia y la libertad.

"Éticamente, es una causa que hay que apoyar", afirma.

Falta de dinero y armas

El líder del Frente Nacional de Resistencia reconoció que sus fuerzas cuentan con muchos menos recursos que los talibanes.

Pero aseguró que la alta moral y la motivación son los factores que han mantenido la resistencia activa.

"Estamos en 2022. Una nueva generación joven quiere un nuevo Afganistán donde pueda decidir su futuro", agregó.

Ahmad Massoud instó a las potencias mundiales, incluyendo Reino Unido, a apoyar al pueblo de Afganistán y aumentar la presión sobre los talibanes para que acepten una solución política.

Combatientes talibanes en Kabul el 9 de julio de 2022
Los talibanes gobiernan Afganistán pero su legitimidad no ha sido reconocida a nivel internacional.

Casi un año desde que los talibanes tomaron el poder en Kabul, ningún país ha reconocido a su gobierno.

Sin embargo, varios países y potencias regionales como Rusia han indicado que están dispuestos a tener relaciones normales con el gobierno talibán.

Ahmad Massoud advirtió contra los riesgos de reconocer a los talibanes. Y aseguró que cualquier país que decida reconocerlos será responsable de la tiranía y las atrocidades del grupo militante islámico.

Massoud acusó a los talibanes de llevar a cabo una campaña generalizada para arrestar, torturar y matar ilegalmente a civiles en Panjshir, Andarab y otros lugares. La ONU también ha denunciado estos asesinatos.

Ahmad Massoud dijo que el 97% de los arrestados por los talibanes no tenían conexión con su Frente Nacional de Resistencia y aseguró que las detenciones buscan infligir presión psicológica sobre la resistencia.

Massoud se disculpó con las familias de las víctimas y dijo que no podía ayudarlas debido a sus recursos limitados.

Llamado al diálogo

Las conversaciones políticas son la única forma de resolver la crisis, enfatizó Ahmad Massoud.

El jefe de la resistencia ha tenido varios encuentros con líderes talibanes, incluida una reunión cara a cara con el ministro de Relaciones Exteriores talibán, Amir Khan Mottaqi, en Teherán hace seis meses.

Pero las conversaciones no progresaron, según relató. Culpó de ello a los talibanes y señaló que estos no han llegado a un punto de creer en un acuerdo político.

Sin embargo, Massoud señaló que hay señales de que los niveles inferiores de los talibanes quieren un proceso más abierto e inclusivo.

Y espera que este entendimiento llegue a los principales líderes.

Ahmad Massoud (der) y su padre en una pancarta en el Valle de Panjshir antes de que los talibanes tomaran el poder.
Ahmad Massoud (der) y su padre en una pancarta en el Valle de Panjshir antes de que los talibanes tomaran el poder.

Pero sabe que se enfrenta a una batalla larga y solitaria, agregó.

"El mundo ha abandonado al pueblo afgano", afirmó Massoud.

"Nos han dejado para que luchemos contra el terrorismo global por nuestra cuenta".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.