Anuncios

Una aerolínea promete que será la primera línea aérea en utilizar aviones eléctricos

Uno avión de Air New Zealand, la línea aérea de bandera del país de Oceanía
Uno avión de Air New Zealand, la línea aérea de bandera del país de Oceanía

La aerolínea Air New Zealand anunció este miércoles que pretende ser la primera línea aérea en volar un avión eléctrico, al presentar planes de tener un avión solo a baterías como parte de su flota para el año 2026.

La aerolínea neozelandesa, de participación mayoritaria estatal, informó que encomendó un avión eléctrico ALIA de la fabricante aeroespacial Beta Technologies, de Estados Unidos. En un inicio será una aeronave de carga, para realizar servicios de envíos de mensajería.

No obstante, la compañía también tiene como objetivo convertirse en la primera que lo realice en vuelos de línea. Así lo expresó Kiri Hannifin, jefa de sustentabilidad de la aerolínea: “Aspiramos a ser la primera aerolínea en volar comercialmente aviones de próxima generación”. Hanninfin reconoció que la empresa todavía no tiene fecha para ofrecer vuelos de pasajeros en aviones eléctricos.

Air New Zealand sostuvo en un comunicado que el avión ALIA a baterías puede alcanzar su carga completa en una hora y podrá aterrizar y despegar al igual que lo hace un avión convencional. Pero uno de los temas centrales es la distancia que puede recorrer una aeronave de esas características.

Un avión de Air New Zealand
Un avión de Air New Zealand

De unos 12 metros de largo y tres toneladas de peso, el ALIA cubrió distancias de 480 kilómetros en un vuelo de prueba, según dijo la aerolínea. Su velocidad máxima es de 270 km/h y puede alcanzar una altura de hasta 3.000 metros. En los vuelos iniciales será utilizado en rutas de unos 150 kilómetros, según afirmó Air New Zealand.

Los aviones comerciales suelen tener el triple de largo y también alcanzar el triple de la altura del ALIA, o incluso más. Las dos empresas de fabricación de aeronaves más importantes del mundo, la estadounidense Boeing y la francesa Airbus, en sus modelos más utilizados, cuentan con un promedio incluso cuatro veces mayor al largo del ALIA.

Air New Zealand, por el momento, encomendó un avión eléctrico, pero se reservó el derecho de comprar hasta 24 más. El CEO de la empresa estatal de Nueva Zelanda, Greg Foran, subrayó que la compra del ALIA “forma parte del compromiso de la empresa por volar aviones con menos emisiones”.

Greg Foran, en un evento de Walmart cuando todavía era su CEO
Greg Foran, en un evento de Walmart cuando todavía era su CEO

Foran llegó en 2020 a la compañía desde un gigante mundial, pero de otro sector: Walmart. Allí el ejecutivo fue CEO durante cinco años y antes ocupó otros altos cargos directivos. “Volar el ALIA ampliará nuestro conocimiento para que Air New Zealand pueda volar aviones de próxima generación más grandes a partir de 2030″, destacó Foran.

En la competencia por quién será la primera línea aérea en realizar vuelos comerciales ya se anotó Scandinavian Airlines, otra empresa también de participación mayoritaria estatal que cuenta como dueños a Suecia, Noruega y Dinamarca. La aerolínea de los países nórdicos anunció que tiene en sus planes transportar pasajeros a partir de 2028 en sus primeros aviones comerciales eléctricos.

Con información de la Agencia AFP