Anuncios

Adaptación del ahuehuete, el reto durante el invierno

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 2 (EL UNIVERSAL).- Expertos calificaron como "buena señal" que a casi siete meses de que fuera plantado, el ahuehuete de Paseo de la Reforma muestre hojas verdes, considerando que el anterior ejemplar fue retirado a los nueve meses; además, señalaron, serán claves las próximas temporadas de frío y sequía para su proceso de adaptación.

Refirieron que será en este invierno cuando el ejemplar suspenda su proceso de follaje verde y pase a hojas secas, aunque serán en los meses de febrero a mayo cuando deberá reverdecer de nueva cuenta.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el ingeniero ambiental por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Francisco Arjona, apuntó que "sin duda es bueno que tenga hojas verdes y cuente con brotes a casi siete meses, además de que estos se noten"; refirió que hay una gran diferencia al árbol anterior, el cual no tenía hojas verdes para enfrentar la época de sequía.

Mientras que el académico del departamento de Biología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Víctor Manuel Peña Ramírez, consideró que "ya era hora que tuviera hojas verdes. ¡Qué bueno! Es una gran ventaja", subrayó. "No creo que se vaya a morir, sinceramente, si ya está reverdeciendo, esa es una muy buena señal, son siete meses y ya la lleva de gane.

"Lo único que hay que tener cuidado son con los riegos y las heladas, que el hielo no queme las hojas", acotó el académico.

El especialista de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad La Salle, Jesús Enrique Castelán, coincidió en que es buena señal que tenga hojas verdes, aunque destacó que los ahuehuetes requieren condiciones ecológicas específicas para desarrollarse, aspecto que no cumple Reforma. Subrayó que si bien es un indicador favorable la presencia de follaje verde, se tendrá que evaluar si es acorde con el tiempo de plantación y edad que tiene.

Advirtió que de adaptarse "no alcanzaría las mejores condiciones y podría ser susceptible de plagas, o deterioro de la salud". "Es buena señal, porque recordemos que las hojas cumplen con la función de generar clorofila y es a través de estas que se procesan los nutrientes; con esto se alimenta el árbol. Que haya hojas es una buena señal. Considerando que hay buen follaje se puede decir que va por buen camino", puntualizó.

Frío y sequía, temporadas claves

El 5 de junio de 2022, el Gobierno de la Ciudad de México sembró el primer ejemplar de ahuehuete en sustitución de la icónica palmera canaria que permaneció por un siglo en Paseo de la Reforma; sin embargo, fue retirado el 11 de marzo de este año, nueve meses después, ya que el árbol presentó ramas secas en su totalidad, sin mostrar hojas verdes. Mientras que el segundo ahuehuete llegó al mismo sitio el 19 de mayo de este año.

A la fecha, la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) instaló al actual ejemplar un sistema de riego, iluminación y es monitoreado las 24 horas con una cámara del C5 para evitar vandalismo, dichas medidas abonan al cuidado del ejemplar. Además, ejecuta deshierbes, riego acorde con el clima y cuenta con la supervisión de 16 expertos.

Este diario informó que la Sedema respondió vía transparencia que se pronostica que el plazo de adaptación del segundo ahuehuete se prolongue hasta marzo de 2024.

El ingeniero ambiental por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Francisco Arjona, aseguró que más que la época de frío que se avecina, el reto para el ejemplar será la temporada de sequía que se presentará los meses de febrero a mayo, en la que el riego será clave.

"El momento más crítico será la temporada de seca. Si el árbol sobrevive esa temporada es indicativo de que el ejemplar se está estableciendo, de que está funcionando, que las raíces se están desarrollando y que el árbol tendrá la capacidad para sobrevivir. Si el árbol en marzo o en abril está vivo, que muy probablemente sí lo esté, porque si bien ahora no está lleno de follaje, sin duda tiene hojas nuevas, tendrá energía para afrontar la temporada seca".

Sin embargo, aclaró que los primeros tres o cuatro años son determinantes para hablar si un ahuehuete se ha adaptado: “Se debe tener cuidado de un árbol recién plantado, los tres o cuatro primeros años y ya después ya se puede decir que el ejemplar se ha establecido”, acotó el especialista.

El académico del departamento de Biología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Víctor Manuel Peña Ramírez, recomendó cubrir el árbol con plástico para sobrellevar la temporada de frío o de heladas, pues “el invierno puede ser el peor momento. Si llega a pasar esta época, pues ya lo más seguro es que pegue y se pueda desarrollar bien. Lo importante es protegerlo ahora", remarcó.

Condiciones físicas

Los especialistas coincidieron en que en los próximos días, por el frío, pudiera presentar hojas cafés, donde algunas incluso caigan entre enero y febrero. Francisco Arjona explicó que "si se empieza a notar así es un proceso normal; sin embargo, si ese proceso se alarga a marzo o abril y aún no han brotado nuevas hojas, entonces sí habría un problema".

En tanto, Víctor Manuel Peña Ramírez señaló que este periodo invernal el ahuehuete "no reverdecerá más, pero a finales de enero, principios de febrero pueden dispararse los riegos y ahora sí ya debe haber hojas verdes", concluyó.