Acusan a Steve Bannon de tratar el juicio como un teatro tras llegar a la corte con tres camisas

·2  min de lectura

La selección del jurado está en marcha en el juicio de Steve Bannon, el activista de derecha y exasesor del expresidente Donald Trump, quien fue acusado de dos cargos de desacato penal ante el Congreso por desafiar una citación de parte del comité de la Cámara que investiga los eventos antes y durante el ataque al Capitolio del 6 de enero.

Al llegar para la selección del jurado el lunes en el Palacio de Justicia Federal E. Barrett Prettyman en Washington, DC, algunos observadores acusaron a Bannon de fanfarronear, porque apareció con sus múltiples capas de ropa habituales. Específicamente, Bannon usó tres camisas.

El reportero principal de asuntos legales de Politico, Josh Gerstein, hizo notar las múltiples camisas en un tuit y la falta de corbata cuando Bannon compareció ante el tribunal.

La fiscal estadounidense de la era de Obama, Joyce Alene, tuiteó en respuesta: “Buena indicación de que está tratando esto como un teatro y disfrutando la perspectiva del martirio”.

Otros señalaron que en Washington DC estaban a más de 90°F (32°C), y que tres camisas más una chaqueta era una “locura”.

De hecho, antes de su llegada a la corte, se especuló en Twitter sobre cuántas camisas usaría el aliado de Trump, mientras DC pasa por un verano húmedo.

El escritor Adam Best señaló: “Está por debajo de su cuota habitual por unas cuatro camisas”, mientras que otra persona bromeó diciendo que era su “look de verano”.

Otros en las redes sociales simplemente querían saber por qué usa tantas camisas, mientras que algunos se preguntaban cuántas camisas se entregan a los reclusos a la vez.

El juicio de Bannon sigue a una oleada de actividad en el caso desde el 9 de julio. Hace más de una semana, el exestratega de la Casa Blanca notificó al comité que ya estaba dispuesto a testificar. Su abogado, Robert Costello, explicó que el cambio se debió a que el expresidente Trump renunció a su privilegio ejecutivo de impedir el testimonio.

El exasesor fue uno de los más prominentes aliados de Trump que se negaron a testificar ante el comité. Bannon argumentó anteriormente que su testimonio estaba protegido por el reclamo del privilegio ejecutivo de Trump.

Sin embargo, el comité señaló que Trump despidió a Bannon de la Casa Blanca en 2017 y, por lo tanto, era un ciudadano privado cuando hizo consultoría con el entonces presidente, justo antes de los disturbios en el Capitolio.

Informes adicionales de AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.