Anuncios

Acusan a dos personas de presunto tráfico humano de joven a quien le retenían a su bebé

Una joven de 21 años fue rescatada de las garras del tráfico humano en una operación en Miami cuando la habían ofrecido en prostitución junto con otra mujer a un detective encubierto, después de traerla de un pequeño pueblo de Oklahoma, informaron las autoridades.

La Fiscalía Estatal del Condado Miami-Dade anunció este jueves que detuvieron a dos personas a las que identificó como Elizabeth Falon Dunkelberger, de 25 años de edad, y David Dimitri Lubin, de 23 años, quienes, además del presunto tráfico humano, se les acusa de haber secuestrado al hijo de la víctima.

La víctima, que vivía en un pequeño pueblo de Oklahoma había huido de una relación abusiva con un hijo de un año edad y estaba confrontando problemas económicos. En ese momento conoció a Falon Dunkelberger en una aplicación de citas quien se hizo amiga de ella y se identificó como creadora de contenido.

La acusada le dijo a la víctima que viniera a Miami donde los hombres le pagarían simplemente por ser una chica bonita para que viajara con ellos en sus autos, le compró un boleto de avión y le dijo que se podía quedar en su casa, de acuerdo con el reporte policial del caso.

Cuando llegó a Miami la víctima fue llevada un apartamento de lujo y al día siguiente le compraron roba, la maquillaron y le tomaron fotos. En ese instante se le dijo por primera vez que a veces tenía que dormir con los hombres por dinero.

La víctima dijo que no quería hacer, pero al tercer día de estar en Miami se le informó que una persona estaba dispuesta a pagar $1,400 por tener sexo. La llevaron a un hotel con otra joven y cuando estaban en la habitación del hotel, el detective encubierto se dio cuenta que la víctima fue engañada y esperaban que se dedicara a la prostitución.

Falon Dunkelberger, quien tenía tatuado en su cuello el nombre del otro acusado, Dimitri Lubin, fue detenida, y la víctima la trasladaron a la policía para entrevistarla, pero en ese momento no divulgó que había venido a Miami con un bebé y tampoco divulgó que conocía al acusado.

La víctima luego fue llevada a un hotel y horas después contactó a uno de los investigadores para informarle que Dimitri Lubin tenía en su poder a su bebé.

Informó que el acusado mantenía al bebé en su auto cuando la llevó a ella y Falon Dunkelberger al hotel.

Las autoridades desplegaron de inmediato una operación para recuperar al niño, que incluyó a agentes del Servicio Secreto.

La víctima contactó al acusado mediante una llamada controlada por las autoridades y le exigió entregar al bebé. Dimitri Lubin le pidió que lo llamara por videollamada para saber dónde se encontraba ella.

Tras realizarse la videollamada, le dijo a la víctima que se trasladara a un lugar cercano para recogerla. La joven insistió en que quería a su hijo. Acordaron un lugar, pero como el acusado temía que lo arrestaron no llegó al sitio.

Tras insistir la víctima en que no le daba a su hijo llamaría a la policía, el acusado se lo entregó y en ese momento lo detuvieron.

Dimitri Lubin enfrenta cargos de tráfico humano con fines de actividad sexual, secuestro, retención falsa de un niño de menos de 13 años y prostitución con fines económicos.

Falon Dunkelberger está acusada de trata de personas con coerción de actividad sexual, obtener ingresos derivados de prostitución y participar en prostitución.