Acusan de homicidio en Broward a candidata de Surfside que perdió elecciones

Policía del Condado Broward

Una mujer con aspiraciones políticas que se presentó en las elecciones de 2022 en Surfside ahora está tras las rejas en una cárcel del Condado Broward.

Shannon Gallagher, de 52 años, fue arrestada en Chicago tras ser encausada por un homicidio que ocurrió el 21 de marzo, de acuerdo con documentos judiciales.

Gallagher fue transportada a la Florida y llevada a la cárcel acusada de homicidio en primer grado con un arma de fuego.

Gallagher, abogada con licencia de California, aspiró a un escaño en la Comisión de Surfside. Las elecciones, que perdió, se celebraron pocos días antes que ocurriera el presunto homicidio.

Aunque Gallagher está presa sin derecho a fianza, su abogado, Robert B. Resnick, dijo que su cliente tenía derecho a salir en libertad bajo fianza antes del juicio.

La corte, dijo Resnick, tiene que encontrar que “la prueba de culpabilidad es evidente o existe una gran suposición” para mantenerla detenida, según archivos judiciales. Resnick dijo también que Gallagher, dueña de una propiedad en la Florida, y “residente a tiempo parcial”, no era una fugitiva en el momento de su arresto, no tenía antecedentes penales, ni representaba un riesgo de fuga.

Hasta el momento, los detalles sobre el homicidio del que Gallagher está acusada son pocos. El juez N. Hunter Davis selló el encausamiento el 8 y el 14 de diciembre.

De acuerdo con NBC 6, el tío de Gallagher murió el mismo día del presunto homicidio a los 74 años. Pocos días antes de su muerte, había firmado un nuevo testamento.

En el testamento, le dejaba todo a Gallagher, dijo NBC 6. De igual modo, prohibió que su hija, dos hijos, un nieto y una ex esposa heredasen nada.

De acuerdo con documentos judiciales, alguien con el nombre de Gallagher presentó un testamento a nombre de Thomas Arthur Burke, de 74 años, el 4 de abril. El testamento tiene fecha del 18 de marzo, y Burke murió el 21 de marzo, según los archivos.

Hasta el martes, Gallagher seguía presa en la cárcel North Broward Bureau, ubicada en Pompano Beach.

Traducción de Jorge Posada