Anuncios

Acusan falsamente al presidente Biden de llevar vía aérea a EEUU a cientos de miles de migrantes

El presidente Joe Biden camina hacia el helicóptero presidencial desde la Casa Blanca, el 12 de enero de 2024, en Washington. (AP Foto/Mark Schiefelbein, Archivo)

SAN DIEGO (AP) — En el discurso con motivo de su victoria en el Supermartes, el expresidente Donald Trump difundió información falsa que se ha vuelto viral en redes sociales, al asegurar que el gobierno federal trajo a cientos de miles de migrantes a Estados Unidos en vuelos secretos.

Muchas de las publicaciones que compartieron las afirmaciones hacían mención de un informe del Centro para Estudios de Inmigración, un grupo que defiende las restricciones migratorias. El reporte señalaba que el gobierno se negó a nombrar una lista de aeropuertos individuales a donde llegaban los beneficiarios de un programa de permisos condicionales del gobierno del presidente Joe Biden, el cual permite que cubanos, haitianos, nicaragüenses y venezolanos permanezcan en Estados Unidos por dos años.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus iniciales en inglés) publica cada mes el número de migrantes, por nacionalidad, que fueron admitidos en virtud del programa. Esta información está disponible en el sitio web de la agencia y en comunicados de prensa. No menciona los aeropuertos a los que llegaron.

Trump dijo en su discurso: “Hoy se anunció que 325.000 personas fueron traídas vía aérea desde lugares desconocidos —migrantes fueron traídos en aeropuertos, sin pasar por las fronteras—... Fue increíble. Pensé que debía ser un error. Trajeron en avión a 325.000 migrantes. Los pasaron en avión por encima de la frontera y hacia nuestro país”.

Pero los migrantes no son traídos en avión a Estados Unidos de forma aleatoria. Según una política del gobierno federal que está en vigor desde enero de 2023, hasta 30.000 personas de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela pueden ingresar cada mes al país siempre que presenten una solicitud por internet, cuenten con patrocinador financiero y lleguen a un aeropuerto en específico, cubriendo los costos de su viaje. Biden ejerció la autoridad de permisos humanitarios que le otorga una ley de 1952, la cual le permite admitir a personas “caso por caso por motivos humanitarios urgentes o beneficio público significativo”.

A continuación un vistazo a las acusaciones y los hechos:

ACUSACIÓN: El gobierno de Biden ha traído a Estados Unidos a más de 300.000 migrantes en vuelos secretos sin haber investigado sus antecedentes.

LOS HECHOS: El Centro para Estudios de Inmigración publicó el lunes un artículo que analizaba uno de los ejemplos principales de la forma en la que Biden ha ejercido sus facultades para otorgar permisos condicionales a cubanos, haitianos, nicaragüenses y venezolanos.

Cada mes, la CBP da a conocer cuántas personas procedentes de estas cuatro naciones fueron admitidas en el país. El 26 de enero, la agencia informó que se investigaron antecedentes y se autorizó a 327.000 migrantes para realizar el viaje. Entre ellos hubo más de 67.000 cubanos, 126.000 haitianos, 53.000 nicaragüenses y 81.000 venezolanos.

La publicación del Centro para Estudios de Inmigración afirma que la CBP aprobó los vuelos que trajeron a 320.000 personas a Estados Unidos el año pasado. El autor del artículo, Todd Bensman, se enteró de que llegaron a 43 aeropuertos, pero el gobierno se negó a revelar cuáles eran, refiriéndose a una excepción incluida en la Ley de Acceso a Información Pública sobre datos delicados para las autoridades policiales.

Bensman dijo el miércoles que no considera que el programa sea secreto, pero que le resulta “enigmático” y “carente de transparencia”.

Los migrantes no vienen de “lugares desconocidos”, como acusó Trump. La CBP revisa a cada uno de ellos para cerciorarse de que cumplen los requisitos y difunde el número de llegadas a aeropuertos de personas procedentes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela.

Publicaciones en redes sociales, incluida una de Elon Musk, afirman que el gobierno hace esto para traer votantes.

Pero las personas que llegan al país con un permiso condicional humanitario no cuentan con una vía para naturalizarse. Pueden conseguir permisos de trabajo por tiempo limitado, pero los votantes deben ser ciudadanos estadounidenses.

Biden ha ejercido sus facultades de permisos condicionales más que cualquiera de sus predecesores, algo que Trump llama un “indignante abuso” al que le pondrá fin en caso de volver a la Casa Blanca. Biden ha otorgado acceso — por vía terrestre o aérea — a por lo menos un millón de personas a través de permisos condicionales humanitarios, no sólo a los 327.000 que llegaron en vuelos desde Cuba, Haití, Nicaragua o Venezuela hasta diciembre.

Angelo Fernández Hernández, un portavoz de la Casa Blanca, dijo el miércoles que los reportes de vuelos secretos con migrantes eran “categóricamente falsos” y que “se revisaron a fondo” los antecedentes de los cubanos, haitianos, nicaragüenses y venezolanos.

El equipo de campaña de Trump y representantes de Musk no respondieron de momento a solicitudes de comentarios el miércoles.