Los activistas LGBT polacos ven una señal de esperanza en el apoyo del Papa a las uniones civiles del mismo sexo

Por Joanna Plucinska
·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Activistas LGBT protestan en Varsovia, Polonia.
FOTO DE ARCHIVO. Activistas LGBT protestan en Varsovia, Polonia.

Por Joanna Plucinska

VARSOVIA, 22 oct (Reuters) - Activistas LGBT y políticos opositores polacos dijeron que esperaban que haya una nueva apertura para discutir los derechos de los homosexuales en Polonia, después de que el Papa Francisco dijo que las parejas del mismo sexo deberían estar protegidas por las leyes de unión civil.

Los derechos LGBT han sido un punto álgido en Polonia durante los últimos dos años, ya que los políticos vinculados al partido nacionalista gobernante Ley y Justicia (PiS) y altos miembros de la Iglesia Católica se manifiesta en contra de lo que denominan "ideología LGBT".

"Este argumento de que incluso el Papa está a favor de las uniones civiles es muy necesario y definitivamente lo usaremos en nuestra lucha por las uniones civiles y el matrimonio entre personas del mismo sexo", dijo el activista Bartosz Staszewski.

El Papa hizo sus comentarios en el documental "Francesco" del director nominado al Oscar Evgeny Afineevsky, estrenado el miércoles.

"Las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debería ser expulsado o sentirse miserable por ello", dijo el Papa.

"Lo que tenemos que crear es una ley de unión civil. De esa manera están cubiertos legalmente", agregó.

Políticos del PiS, que tienen vínculos estrechos con la Iglesia Católica polaca, han argumentado que la unidad familiar está formada por un hombre, una mujer y sus hijos, mientras que el matrimonio entre personas del mismo sexo y las uniones civiles están prohibidas en Polonia.

"Vemos estas palabras como un avance", dijo Katarzyna Remin, una activista de 62 años de la organización Campaña contra la Homofobia. "Las familias formadas por personas homosexuales son familias (...) y las que tiene parejas del mismo sexo y, en general, las personas LGBT tienen derecho a una familia", agregó.

Un portavoz de la Conferencia Episcopal de Polonia dijo en un comunicado: "No podemos descifrar el contexto de esas palabras, que podrían ser muy significativas, para entenderlas correctamente".

Agregó que las palabras del Papa no eran parte de la doctrina de la Iglesia.

La Iglesia Católica de Polonia a menudo adopta una postura más fuerte que el Vaticano en temas sociales. Las palabras del Papa podrían ejercer más presión sobre la institución para que acepte más a la comunidad LGBT y sus derechos, dijeron activistas.

"Quizá ya sea hora de que las personas que forman parte de la misma iglesia comiencen a escuchar a su jerarquía más alta, el primer obispo de Roma (...) éstas son dos iglesias diferentes", dijo Klaudia Jachira, miembro de la oposición en el Parlamento vinculada a la agrupación Coalición Cívica.

(Reporte de Joanna Plucinska y Kuba Stezycki. Reporte adicional de Alicja Ptak y Marcin Goclowski en Varsovia, Krisztina Than en Budapest. Editado en español por Lucila Sigal)