Anuncios

Activan alerta amarilla por temperaturas de hasta 30 grados en CDMX

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 30 (EL UNIVERSAL).- La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC) de la Ciudad de México informó por medio de sus redes sociales sobre las altas temperaturas durante la tarde del día de mañana, por esta situación se activa la alerta amarilla.

De acuerdo con la dependencia se prevé que la temperatura para mañana viernes 31 de marzo sea desde 28° hasta los 30° centígrados aproximadamente, en caso de cambio en el clima la dependencia avisará por medio de su cuenta de Twitter.

La dependencia avisó que las alcaldías en Alerta Amarilla son Azcapotzalco, Benito Juárez, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Tláhuac y Venustiano Carranza.

Las recomendaciones para este cambio climático son usar bloqueador solar, así como evitar comer en la vía pública, puesto que los alimentos se descomponen rápidamente.

Tratar de no exponerse al sol durante un tiempo prolongado, así como vestir ropa holgada y de colores claros, gafas de sol, sombrero o gorra.

La dependencia tiene previsto que la duración del calor será el día de mañana en un horario de las 2 a las 5 de la tarde, en caso de ser necesario la SGIRPC deja su número en caso de algún reporte o emergencia 911 o 5556832222.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, descartó que las lluvias registradas en días recientes en la capital sean a consecuencia del bombardeo de nubes para abastecer las presas del Sistema Cutzamala ante la sequía que atraviesa la Zona Metropolitana del Valle de México.

"No. Hay dos fenómenos que ocurren en ciudades como la Ciudad de México, uno es evidentemente es la lluvia que se da por fenómenos meteorológicos, y la segunda, particularmente el granizo tiene que ver con el fenómeno de isla de calor", aseguró en conferencia de prensa.

La mandataria capitalina explicó que el fenómeno de isla de calor se da cuando el pavimento se calienta, por ello la superficie emite calor, luego se mezcla con el gradiente en la atmósfera, hecho que provoca chubascos y granizo.