Anuncios

Acreedores de Venezuela solicitan a opositores respaldar suspensión de vencimientos de bonos

FOTO DE ARCHIVO. Marcha oficialista contra la corrupción y en apoyo a la industria petrolera, en Caracas

CARACAS, 15 may (Reuters) - Un Comité de Acreedores de Venezuela solicitó el lunes a la oposición, reconocida por Estados Unidos como la legítima autoridad del país, respaldar la propuesta realizada por el gobierno del presidente Nicolás Maduro de suspender el plazo de vencimiento aplicable a los bonos de la deuda venezolana.

En marzo, la República y PDVSA propusieron una suspensión de la prescripción de los bonos por cinco años (2028) o hasta que Estados Unidos levante las sanciones que "impiden la reestructuración" de la deuda. La oposición hasta los momentos no se ha pronunciado sobre el tema.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro está bajo sanciones de Washington que afectan la comercialización de crudo y limitan a las estadounidenses las negociaciones con la deuda.

La Asamblea Nacional opositora recibió este mes una licencia del Departamento del Tesoro estadounidense que le permite llevar a cabo acuerdos de conciliación de deuda del gobierno o PDVSA y designar a personas o entidades para liderar esas negociaciones.

"Acogimos con beneplácito la decisión del gobierno de Maduro (...). Sin embargo, el acuerdo (...) enfrenta incertidumbre legal en Estados Unidos, lo que deja poco clara la posición de los acreedores y las perspectivas de una solución sostenible al problema de la deuda", dijo el Comité de Acreedores en un comunicado.

El Comité, que agrupa a acreedores que tienen más de 10.000 millones de dólares en bonos, consideran que un acuerdo avalado por el Parlamento opositor puede "prevenir de complicaciones legales y perturbaciones económicas" porque se evitarían litigios prematuros adicionales.

Venezuela y PDVSA, que tienen deudas por más de 60.000 millones de dólares, dejaron de pagar a los bonistas a finales de 2017.

Los bonos venezolanos se emitieron bajo la ley del estado de Nueva York por lo que tienen una cláusula de prescripción legal que señala que los intereses de esos títulos no son exigibles judicialmente luego de seis años de impago.

En octubre de 2023 Venezuela tendrá seis años sin cancelar a los bonistas por lo cual existen riesgos de demandas de los acreedores antes de ese plazo.

(Reporte de Mayela Armas. Editado por Vivian Sequera.)