La acosan, se quita un tatuaje con bisturí y de Semar la pasan a GN

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 1 (EL UNIVERSAL).- Karla Narvalles denunció a través de sus redes sociales que un mando de la Secretaría de Marina (Semar) truncó su sueño de pertenecer a la institución por el acoso sexual que recibió y que nadie le hizo caso.

La joven, quien causó alta en 2020 en la dependencia a cargo del almirante Rafael Ojeda Durán, pidió "Justicia para Karla" y contó que entre todos los esfuerzos que hizo para pertenecer a la Semar estuvo el quitarse con bisturí un tatuaje que se realizó con su mamá "que tenía mucho significado para ambas": "Simplemente no me dejaron entrar con él a pesar de que en todas mis pruebas y exámenes salí en perfecto estado, acepté sus reglas".

"En fin, poco duró el haber ingresado a la Secretaría de Marina debido a que me comisionaron sin preguntar a la Guardia Nacional, y como a muchos, mandarme lejos de casa y de mis padres, a pesar de eso yo nunca dejé de echarle ganas porque mi vocación siempre fue esa, y muchos de los que me conocen lo saben", escribió Karla.

La joven contó que sus años de servicio fueron "los mejores" hasta que un mando comenzó a acosarla sexualmente "todos los días, durante los meses de febrero y marzo del presente año (2022)".

Agregó que comenzó a tomar terapia sicológica "porque esta persona ejercía demasiada presión sobre mí, abusando de su autoridad".

Tras tomar vacaciones, Karla contó que decidió ausentarse de sus labores, "no sin antes realizar un informe/denuncia, explicando a detalle" su situación.

"Nadie ha hecho nada, sino al contrario, solo he recibido ‘recomendaciones’ de que YO debo ir a prisión militar por ausentarme de mis labores, a cumplir una condena de tres meses a pesar de que justifiqué mi ausencia como corresponde".

Aseguró que entre la Guardia Nacional y la Semar "se han estado echando la bolita".

"Si tu deseo es ingresar a estas instituciones, no vale la pena, nadie verá el esfuerzo que has hecho por estar ahí, y siempre le darán la razón al acosador y al hostigador solo porque tiene grado. Se supone que están para cuidar a la ciudadanía, pero tienen dentro de sus batallones y bases al enemigo", agregó Karla Narvalles.

En entrevista con la soldado Alexa Bueno, en YouTube, Karla contó que entró a la Semar como infante de Marina y después fue mandada a adiestramiento a Sinaloa, pero desertó por el acoso.

"Empezó a cambiar todo cuando a mí me mandan a Zacatecas en noviembre del año pasado y comencé a tener contacto con un teniente que iba como al mando de mi sección y pues quiere como empezar a hacer amistad conmigo (...).Sus acercamientos comienzan a ser más fuertes hacia conmigo", relató sobre el teniente de fragata que la acosaba.

Karla también contó que su acosador tenía la "mañita" de decirle "chilanga", pero los comentarios comenzaron a subir de tono con un "es que la chilanga está bien buena, es que a quién no le va a gustar la chilanga, es que chilanga párale, quédate en posición de lagartija porque me gusta cómo te ves así (...)".

La exmarina denunció que recibía comentarios incómodos y misóginos, y a pesar de que comandantes los escuchaban, "no decían ni hacían nada". Aseguró que "toleró" más acosos de otros elementos.

"Los demás acosos que llegué a recibir por parte de cabos, de sargentos y demás, los toleré, pero ya decir un teniente de fragata que está al mando de mí, ya fue suficiente. Terminé decepcionada, no he sido la única, he tenido compañeras que igual me contaban", señaló.

Tras darse de baja, señaló que hasta ahora no le han entregado la hoja de resguardo que ya entregó todo su equipo y descartó regresar a alguna de estas corporaciones.