Anuncios

Acerera Tata anuncia 2.800 despidos en población galesa que depende de la siderurgia

ARCHIVO - Vista de la planta siderúrgica de Tata en Port Talbot, Gales, 15 de setiembre de 2023. La empresa siderúrgica india Tata Steel anunció el viernes 19 de enero de 2024 que cerrará los dos altos hornos en su planta de Port Talbot, Gales, lo que implicará la pérdida de unos 3.000 empleos. (Ben Birchall/PA via AP)

LONDRES (AP) — La empresa siderúrgica india Tata Steel anunció el viernes que cerrará los dos altos hornos en su planta de Port Talbot, Gales, lo que implicará la pérdida de unos 2.800 empleos, como parte de su plan para volver su improductiva empresa en el Reino Unido más rentable y reduzca su impacto en el medio ambiente.

El plan de Tata es reemplazar sus altos hornos a carbón por hornos de arco eléctrico, que emiten menos carbono —y necesitan menos mano de obra—, utilizando para ello una inversión del gobierno británico de 500 millones de libras (634 millones de dólares).

La empresa indicó que el cambio "revertirá más de una década de pérdidas y efectuará la transición de los altos hornos anticuados a una empresa acerera más sustentable y ecológica.

“El camino que estamos anunciando es arduo, pero creemos que es el correcto”, dijo el presidente de Tata Steel, T.V. Narendran.

La empresa prevé eliminar unos 2.800 empleos en los próximos 18 meses y posiblemente otros 300 a más largo plazo.

La noticia representa un duro golpe para Port Talbot, una población de 35.000 habitantes cuya economía depende de la industria siderúrgica desde principios del siglo XX.

Los sindicatos han pedido que un alto horno siga operando mientras se construye el eléctrico, lo que significaría menor pérdida de empleos. Señalan que Tata rechazó la propuesta.

El sindicato Unite afirmó que combatirá la pérdida de empleos “con todo su arsenal”, lo que incluirá posibles huelgas.

En su apogeo en la década de 1960, las acereras de Port Talbot empleaban a unas 20.000 personas, antes que el acero más barato de China y otros países afectara la producción. La industria siderúrgica británica empleaba a más de 300.000 personas en 1971, cifra que se redujo a 26.000 para 2021. La siderurgia representa ahora el 0,1% de la economía británica y el 2,4% de las emisiones de gases de invernadero, según una investigación de la Biblioteca de la Cámara de los Comunes.

Tata advirtió en 2022 que sus operaciones en el Reino Unido estaban en peligro, a menos que obtuviera fondos del gobierno para ayudarla a efectuar la transición a hornos de arco eléctrico, que emplean menos carbón.

El año pasado, el gobierno británico dio 500 millones de libras (634 millones de dólares) a Tata para volver más ecológicas las acereras de Port Talbot. Tata dijo que invertirá 750 millones de libras (950 millones de dólares) adicionales en el proyecto.