Anuncios

Abre la capilla ardiente para dar el último adiós a Gina Lollobrigida

Roma, 18 ene (EFE).- Los admiradores de Gina Lollobrigida, fallecida este lunes a los 95 años, comenzaron a llegar a su capilla ardiente, instalada en el ayuntamiento de Roma, para dar el último adiós a la actriz italiana y última diva de una generación del cine italiano.

La capilla ardiente abrió a las 10.00 horas (9.00 GMT) y el féretro fue recibido por el alcalde de Roma, Roberto Gualtieri, que dio el pésame a su hijo Andrea Milco, su nieto Dimitri, en presencia también de su ex marido el español Francesco Javier Rigau y la que fue su colaboradora durante años Tiziana Rocca, según informaron los medios italianos.

En la gran sala de la Promoteca del ayuntamiento de la capital, utilizada como capilla ardiente para las mayores personalidades italianas, se colocaron fotografías de la fallecida y de las más de 60 películas interpretadas por "La Bersagliera", como se la conocía por su emblemático papel en "Pane, amore e fantasia".

Un cojín de rosas rojas fue colocado sobre el féretro, junto al que pasaron muchos ciudadanos romanos que admiraban a la actriz de Subiaco, una localidad a las afueras de Roma.

Entre las coronas de flores, además de las de la familia, estaban las del ayuntamiento de Roma, Cinecitta', la productora Anica, el Ayuntamiento de Subiaco, el Ministerio de Cultura, el Archivo Luce y la Asociación de Productores Audiovisuales.

La capilla ardiente permanecerá abierta hasta las 19:00 horas de hoy (18:00 GMT) y mañana, jueves, se celebrará la misa funeral por la gran diva del cine italiano, pero también fotógrafa y diseñadora, en la basílica de Santa María in Montesanto de Roma, conocida como la Iglesia de los Artistas.

Considerada una de las grandes actrices del cine italiano, desde sus inicios en 1946 en "Aquila neta", de Riccardo Freda, hasta sus trabajos con algunos de los directores más renombrados, como Pietro Germi, Mario Monicelli, Vittorio De Sica o Mario Soldati.

Su fama ascendió enormemente en las décadas de los cincuenta y de los sesenta, también por su papel en el ciclo "Pane, amore e fantasia" de Luigi Comencini.

En aquellos años, la "Lollo" se dividía entre los estudios de Cinecittà de Roma y Hollywood, con trabajos inolvidables como "Beat the Devil" (La burla del diablo, 1953) con Humphrey Bogart, o "Trapeze" (1956) con Tony Curtis y Burt Lancaster.

Muchos la han recordado en estos días como "La donna più bella del mondo" (La mujer más bella del mundo) como recitaba aquella película de 1955 de Robert Z. Leonard, pero también la reina de Saba en el filme "Salomon and Sheba" de King Vidor.

(c) Agencia EFE