Aborto y matrimonio igualitario, lejos de ser legalizados en El Salvador

·4  min de lectura

San Salvador, 27 sep (EFE).- El Salvador se encuentra lejos de legalizar el aborto y el matrimonio igualitario, puesto que, por un lado, el presidente Nayib Bukele ha reafirmado su posición en contra y, por otra parte, la Asamblea Legislativa no da señales de promover, analizar y aprobar legislaciones sobre ambos temas.

Los temas han vuelvo a resonar luego de que se conociera que en las reformas a la Constitución - elaboradas por un grupo de abogados liderados por el vicepresidente Félix Ulloa- se han incorporado cambios "importantes", a criterio de la abogada Angélica Rivas.

No obstante, el mandatario salvadoreño, a quien fue entregado el pasado 15 de septiembre el documento con las reformas, salió al paso y señaló que no permitirá cambios que favorezcan la legalización del aborto y del matrimonio homosexual.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias, y son acusadas de homicidio agravado, cuya pena de cárcel es de 30 años.

LO PLANTEADO EN LAS REFORMAS

La abogada Rivas fue una de las letradas que estuvo presente en las discusiones para los cambios constitucionales y aclaró que el aborto y el matrimonio igualitario "no se plantea en esos términos", pero "sí hay reformas significativas y positivas".

Por ejemplo, explicó a Efe, en el artículo 1 de la Constitución - que regula el derecho a la vida- se cambió a que se reconozca la vida en general desde el instante de la concepción, que "es como lo tiene establecido la Convención Interamericana de Derechos Humanos", dijo.

Actualmente dicho artículo dice que "el Estado salvadoreño reconoce el derecho a la vida desde el instante de la concepción".

Señaló que con los cambios "no se establecerá una Constitución más moderna en la que dice que las mujeres tenemos el derecho al aborto", pero "sí son importantes porque establecerían un derecho a la vida no absoluto para el no nacido, ya que como cualquier derecho, el derecho el de la vida no puede ser absoluto".

En el caso del matrimonio igualitario, Rivas apuntó que se propuso que se agregara que "la ley va a proteger a la familia en la diversidad de familias que existen".

La Constitución salvadoreña únicamente reconoce en sus artículos 32 y 33 el matrimonio como "la unión que establece un varón y una mujer".

"Este texto constitucional con las reformas planteadas no limitaría la posibilidad de regular el aborto y las uniones de personas del mismo sexo, pero ya vimos la reacción del presidente, su negativa y eso indica que no le interesa modernizar la legislación", aseveró la letrada.

BUKELE NO PERMITIRÁ CAMBIOS

El presidente Bukele señaló el domingo que no propondrá cambios constitucionales para que "en un futuro se pueda aprobar, vía nuevas leyes, el aborto y el matrimonio igualitario".

"Como lo había dicho anteriormente, NO PROPONDREMOS cambios constitucionales que, aunque ni siquiera lo mencionaban pero algunas personas dicen que podrían dejar la puerta abierta a que, en un futuro, se pueda aprobar vía nuevas leyes, el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la eutanasia", publicó en sus redes sociales.

Apuntó que retirará de la propuesta las reformas a nueve artículos - relativos al derecho a la vida, matrimonio, libertad religiosa y educación-, entre ellos los cambios a los artículos 1, 32 y 33.

"Con esto se preservarán INTACTOS todos los artículos actuales que tengan que ver con la familia, el derecho a la vida, la libertad religiosa y la educación de nuestros hijos", reiteró.

Y añadió: ¿Estamos listos para defender el derecho a la vida, a decidir sobre la educación de nuestros hijos, a mantener el diseño original del matrimonio y a defender nuestra libertad religiosa?.

Aunque en las funciones del presiente no está la de presentar reformas a la Constitución - tema que le corresponde al Congreso-, Bukele presentará ante el Parlamento su propuesta de cambios constitucionales a partir del documento entregado por su vicepresidente.

En marzo de 2020, el presidente reveló en una inusual entrevista con el rapero puertorriqueño Residente su postura sobre el tema.

"No estoy a favor del aborto y creo que al final, en el futuro, algún día nos vamos a dar cuenta de que es un gran genocidio el que se está cometiendo con los abortos", expresó.

Y al ser preguntado sobre si creía -"apoyaba"- el matrimonio entre personas del mismo sexo respondió: "No, como concepto no".

LA IGLESIA CATÓLICA APOYA POSTURA DE BUKELE

"Nos ha dado alegría la declaración del señor presidente de proteger el proceso antes, durante y después del embarazo", manifestó el domingo el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, en su habitual conferencia de prensa.

"Nos alegra que no se presentará nada sobre estos temas que pretenden llevar delante algunos sectores y que no se admitirán presiones internacionales", "agradecemos esa posición de defensa de la vida", añadió.

Según el arzobispo, "hay una agenda extranjera" que quiere imponer la legalización del aborto".

"Somos un país soberano y por presiones internacionales no deberíamos de dejarnos doblar el brazo, ya basta de crímenes en el país, que gracias a Dios ya se están superando, por lo que no deberíamos de caer en crímenes intrauterinos", agregó.

Sara Acosta

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.