Abogados de la directora financiera de Huawei cuestionan al agente que la detuvo

Agencia EFE
·2  min de lectura

Toronto (Canadá), 27 oct (EFE).- Los abogados de Meng Wanzhou, la directora financiera de Huawei, cuestionaron este martes en un tribunal canadiense al agente de Policía que el 1 de diciembre de 2018 detuvo a la alta ejecutiva china en el aeropuerto de Vancouver sobre el retraso en proceder a su arresto tras llegar a Canadá.

Meng fue cuestionada durante tres horas por agentes de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA) tras su llegada a Canadá procedente de Hong Kong sin ser informada que los Estados Unidos habían solicitado su extradición y que sería arrestada.

El agente de la Policía Montada Winston Yep, que efectuó el arresto de Meng en 2018, testificó hoy en el Tribunal Supremo de la provincia de Columbia Británica (Canadá), que presenció la totalidad del interrogatorio de la directora financiera de Huawei a través de un espejo de una sola dirección.

A preguntas de Richard Peck, uno de los abogados de Meng, Yep afirmó que no la arrestó antes por respeto al proceso iniciado por los agentes de CBSA.

Pero Peck sugirió que la Policía Montada no arrestó a Meng tan pronto como abandonó el avión para evitar ser informada de su arresto y de sus derechos.

Mientras estuvo bajo custodia de los agentes de CBSA, Meng entregó sus aparatos electrónicos así como las contraseñas para acceder a su contenido.

CBSA compartió esa información con la Policía Montada que posteriormente la transmitió al FBI estadounidense.

Estados Unidos solicitó a Canadá el arresto y extradición de Meng al acusar a la ejecutiva y a Huawei de fraude bancario para evitar las sanciones que Washington ha impuesto contra Irán.

La defensa de Meng, que se encuentra en libertad condicional desde finales de 2018 y vive con su familia en una de las dos casas que posee en Vancouver, considera que las autoridades canadienses abusaron de sus poderes y que el arresto fue ilegal.

El Tribunal Supremo de Columbia Británica tiene que decidir si aprueba la extradición de Meng a Estados Unidos.

El arresto de Meng ha causado una grave crisis diplomática entre Canadá y China. Las autoridades de Pekín acusan a Ottawa de violar los derechos humanos de su ciudadana y han solicitado su libertad.

Poco después del arresto de Meng, las autoridades chinas detuvieron a dos ciudadanos canadiense, Michael Kovrig y Michael Spavor, que han sido acusados de espionaje y siguen en prisiones chinas con sólo acceso una vez al mes al personal consular canadiense.

(c) Agencia EFE