Anuncios

Abogado: Italiano arrestado por homicidio de exnovia está desorientado

ROMA (AP) — Un hombre italiano que fue extraditado de Alemania por el secuestro y asesinato de su exnovia todavía no habla sobre las “cuestiones de fondo” de las acusaciones y comparecerá ante un juez el martes, informó su abogado.

La audiencia ante el juez para decidir si Filippo Turetta debe permanecer encarcelado mientras procede la investigación será la primera ocasión que tiene para responder formalmente a las acusaciones de los fiscales de que secuestró y mató a Giulia Cecchittin, cuya desaparición y asesinato conmovieron a Italia y desataron denuncias para que se tomen medidas que acaben con la violencia contra mujeres.

Turetta, de 21 años, fue trasladado el sábado en un avión de la fuerza aérea italiana de Alemania a Italia. Permaneció varios días en una cárcel alemana luego que la policía lo encontrara una semana antes en su auto, sin combustible y estacionado en una cuneta de emergencia de una autopista alemana días después de una búsqueda internacional.

“Está muy, muy cansado” y “desorientado” dijo a la prensa el abogado Giovanni Caruso la tarde del sábado después de visitar a Turetta en una cárcel en Verona. Al preguntarle si Turetta había dicho algo sobre las acusaciones, el abogado respondió: “No nos adentramos a las cuestiones de fondo” del caso.

“El joven prácticamente no dijo nada”, respondió Caruso cuando le preguntaron sobre los comentarios que el acusado hizo sobre el caso.

Caruso agregó que su cliente fue sometido a una evaluación psicológica para determinar si existe “riesgo de que se lesione a sí mismo”.

El domingo no hubo respuesta en el despacho de abogados de Caruso.

El abogado indicó que Turetta tendrá oportunidad de leer los documentos de los fiscales sobre los casos antes de la audiencia del martes. Bajo la ley italiana, una audiencia ante un juez debe realizarse días después de un encarcelamiento para determinar si existen condiciones para continuar con la detención del sospechoso, como riesgo de que huya o la posibilidad de alterar pruebas.

Cecchettin, de 22 años, desapareció el 11 de noviembre tras reunirse con Turetta para comer una hamburguesa en un centro comercial en el norte de Italia. Su cadáver fue encontrado una semana después en una zanja cerca de un lago en una zona remota de las laderas de los Alpes y un médico forense determinó que tenía 26 heridas de apuñalamiento y lesiones que indicaban que había intentado esquivar los impactos.