Abogada de Trump contradice afirmación de que documentos secretos estaban desclasificados, luego se corrige

·3  min de lectura

Una abogada de Donald Trump pareció contradecir la afirmación del expresidente de que los documentos tomados de su residencia en Mar-a-Lago fueron “desclasificados”, y dijo que no tenía autorización para manejar documentos “clasificados” antes de corregirse de forma rápida.

Alina Habba, en una entrevista con Sean Spicer en Newsmax el jueves, dijo que no trabaja directamente en el caso legal del expresidente con respecto a la incautación de documentos en Mar-a-Lago.

Su respuesta se dio cuando se le preguntó acerca de un informe de Politico que citaba una presentación judicial en la que Habba declaró que el 5 de mayo, solo unos días antes de que el Departamento de Justicia emitiera una citación para recuperar documentos confidenciales guardados en Mar-a-Lago, había ido a la finca en busca de registros en respuesta a un asunto legal por separado.

Habba comentó que trabaja en un caso en curso separado con la Fiscal General de Nueva York.

“No tengo problema con explicar esto”, comentó en Newsmax.

“Por desgracia, ha habido una gran confusión con los medios de comunicación tanto de izquierda como de derecha”.

“Esto no tiene nada que ver con el cateo [en Florida]”, aseveró.

“Soy una de los abogados del presidente Trump, pero no me encargo de todo. Lo siento, medios de izquierda, pero esto no tuvo nada que ver con lo otro”.

En el expediente judicial, Habba constató que había realizado una “búsqueda significativa, diligente y exhaustiva” de “todas las habitaciones” de la casa de Trump, “incluidos todos los escritorios, cajones, mesitas de noche, tocadores, armarios, etc”.

Cuando se le preguntó qué pensaba de la combinación de los dos casos, respondió: “Lo siento, muchachos, vamos a tener que pasar a la siguiente pregunta”.

“No tengo autorización para tocar o revisar documentos clasificados. De hecho, debes tener autorización para hacer eso”.

Luego se corrigió de forma rápida y aclaró: “Estos fueron desclasificados, según tengo entendido. Pero, de nuevo, no soy el abogado que maneja esto, no lo he sido. No planeo serlo. Hay un equipo de abogados que lidia con esto”.

El miércoles, el Departamento de Justicia publicó las primeras fotos de los documentos incautados en la residencia de Trump en Palm Beach, Florida. Las fotos mostraban documentos esparcidos por todo el piso con palabras como “secreto” y “alto secreto” escritas sobre ellos.

El expresidente acusó al departamento de montar la foto y afirmó que los documentos se desclasificaron.

Esta no es la primera vez que Habba comete un desliz accidental en el caso de Trump.

El miércoles, sin saberlo, le admitió a Fox News que el expresidente recibía invitados “de forma frecuente” en la habitación donde se encontraron los documentos confidenciales.