Anuncios

Ataque al edificio de tribunales más grande de Turquía deja 3 muertos

Agentes de seguridad revisan el lugar donde dos atacantes fueron abatidos en el exterior de un tribunal, en Estambul, Turquía, el 6 de febrero de 2024. (AP Foto/Francisco Seco)

ESTAMBUL (AP) — Tres personas murieron y cinco resultaron heridas durante un ataque al edificio de tribunales más grande de Turquía, informaron las autoridades. Los agresores —un hombre y una mujer que fallecieron al enfrentarse a tiros con la policía— eran miembros de una organización extremista que llevaba años prácticamente inactiva.

El ministro del Interior, Ali Yerlikaya, dijo que el hombre y la mujer atacaron un retén de seguridad en la corte Caglayan de Estambul y murieron en un tiroteo. Otra mujer murió alcanzada por los disparos, y tres policías y dos civiles resultaron heridos.

Yerlikaya identificó a los atacantes como presuntos miembros del Partido Revolucionario de Liberación del Pueblo (DHKP-C) un grupo de extrema izquierda considerado organización terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea.

La fiscalía de Estambul ha abierto una investigación sobre el incidente, dijo el ministro de Justicia, Yilmaz Tunc.

El edificio de tribunales Caglayan o Palacio de Justicia de Estambul es un complejo enorme y fuertemente custodiado en el distrito Kagithane. Era el edificio de tribunales más grande de Europa cuando lo inauguraron en 2011.

Videos difundidos por la agencia noticiosa estatal Anadolu mostraron a los agresores que parecían dispararle a la policía hasta que los abatieron en el antepatio del edificio mientras los presentes corrían a refugiarse.

La agencia privada DHA informó que la hermana mayor de la mujer agresora compareció como acusada en la corte media hora después del ataque. Se la acusaba de pertenecer a una organización terrorista y posesión de materiales peligrosos.

El ataque ocurrió en el día en que Turquía conmemoraba el primer aniversario de un sismo que mató a más de 53.000 personas en el sur del país.

El DHKP/C ha estado prácticamente inactivo en los últimos años. En marzo de 2015, el grupo tomó a un fiscal como rehén en el mismo tribunal y exigió detalles sobre el asesinato de un adolescente a manos de la policía durante protestas antigubernamentales el año anterior.

Dos pistoleros fallecieron cuando las autoridades allanaron el edificio y el fiscal murió más tarde a consecuencia de sus heridas.

En febrero de 2013, el grupo se atribuyó la responsabilidad por un ataque suicida en la embajada de Estados Unidos en Ankara en el que murió un guarda de seguridad turco y otras cuatro personas resultaron heridas.