Tras dos años y medio, se reactivó un tren internacional de pasajeros que une dos ciudades en ocho minutos

·4  min de lectura
El tren sobre el puente internacional Roque González de Santa Cruz
El tren sobre el puente internacional Roque González de Santa Cruz

POSADAS.— Ayer al mediodía, luego de dos años y medio parado por la pandemia del Covid-19, volvió a funcionar el servicio internacional de trenes entre Posadas y la ciudad paraguaya de Encarnación.

Se trata de un servicio que es muy utilizado por argentinos y paraguayos que de esta forma pueden unir las dos ciudades en un trayecto de apenas ocho minutos, comparado con colas interminables en el puente Roque González de Santa Cruz que pueden llegar a demorar de tres a cuatro horas cualquier día de la semana.

El tren en la estación de Encarnación, Paraguay
El tren en la estación de Encarnación, Paraguay

Ayer se realizó la prueba de vías y la inauguración formal en la remozada estación de Encarnación, con la presencia del presidente de Trenes Argentinos, Martín Marinucci. “Son 46 servicios diarios [23 de ida y 23 de vuelta] con la posibilidad del vínculo comercial y social, cotidiano para los que trabajan de un lado o del otro”, dijo Marinucci.

Tras los actos protocolares, hoy comenzó el servicio regular con el primer convoy de dos vagones que partió a las 7.15 de la estación Posadas y realizará estos 23 “rebotes” para partir en el último servicio desde Encarnación a las 18.30. El debut no estuvo exento de problemas de último momento, ya que, pese al buen entendimiento demostrado entre los responsables de los ferrocarriles de la Argentina y Paraguay, en la cabecera paraguaya funcionaron hoy sorpresivamente dos boleterías y los pasajeros tuvieron problemas para ascender a la formación.

El desafío de contener una plaga o individuos imperceptibles que lleguen en material traído desde Marte

El costo del boleto será de 397 pesos, a lo que ahora habrá que agregarle un cargo de 50 centavos de dólar adicional (unos 75 pesos) que decidieron los paraguayos por costos relacionados con la nueva estación, según informaron.

En rigor, del lado paraguayo tuvieron que mover las instalaciones o el apeadero unos 100 metros más atrás, para dejarle espacio a la zona de maniobras del tren internacional de cargas que vincula a esta ciudad con Zárate y que se reinauguró la semana pasada tras siete años parado.

Esta es la primera vez que coexistirán ambos servicios, ya que el tren Posadas-Encarnación comenzó a funcionar en enero de 2015.

Marinucci también dijo que en los próximos 90 días, Trenes Argentinos buscará habilitar un tramo nacional para este mismo servicio de tren que unirá las estaciones de Garupá, en las afueras de Posadas, con la estación de la capital misionera ubicada a 300 metros de la cabecera del puente internacional.

La estación de Encarnación es un apeadero que instaló la firma argentina Don Zbikoski SA, pero los paraguayos la trasladaron unos 100 metros y por esa "inversión" cobrarán un adicional de 50 centavos de dólar
La estación de Encarnación es un apeadero que instaló la firma argentina Don Zbikoski SA, pero los paraguayos la trasladaron unos 100 metros y por esa "inversión" cobrarán un adicional de 50 centavos de dólar

Para tomar el tren a Encarnación desde Posadas es necesario pasar previamente los controles aduaneros y de Migraciones. La novedad es que en el apeadero del lado paraguayo también habrá un control migratorio, cuando antes no se realizaba ninguno.

Al regreso, la revisión de Aduana suele ser exhaustiva y, si alguien intenta pasar teléfonos celulares u otra mercadería para revender en pequeñas cantidades, es muy común que los aduaneros incauten la mercadería o impongan multas.

Fin de semana

Una de las demandas más importantes de la población de ambas márgenes del río Paraná es que el servicio, que funciona de lunes a viernes, se habilite también sábados y domingos, algo que nunca sucedió porque no hubo manera de lograr que la Dirección Nacional de Migraciones y Aduana tuvieran personal para realizar los trámites migratorios los feriados.

“Estamos hablando con ellos [los argentinos] porque ustedes saben que es más complicado en la Argentina hablar con los gremios, Aduana, Migraciones; estamos en el ajuste final”, dijo el martes de la semana pasada, Lauro Ramírez, el titular de Ferrocarriles de Paraguay SA (Fepasa).

Consultados por LA NACION, fuentes de la Dirección Nacional de Migraciones informaron que este organismo no tenía inconvenientes para implementarlo.

Fuentes del Ministerio del Interior, en tanto, dijeron a LA NACION que la traba para habilitar el servicio los feriados sería la exigencia de personal de Aduana que pretende acogerse a un régimen especial para trabajar días no laborables.

La formación de dos vagones a punto de partir de la estación Posadas, ubicada a unos 300 metros de la cabecera del puente Roque González de Santa Cruz
La formación de dos vagones a punto de partir de la estación Posadas, ubicada a unos 300 metros de la cabecera del puente Roque González de Santa Cruz

Según pudo saber LA NACION, la empresa Casimiro Zbikoski S.A. realizó una presentación judicial pidiendo que Migraciones y Aduana habiliten el servicio sábados, domingos y feriados, algo vital para este punto fronterizo considerado el tercero con mayor volumen de tránsito del país, después del aeropuerto Ministro Pistarini de Ezeiza y el puente internacional tancredo Neves que une Puerto Iguazú con Foz de Iguazú.

El tren internacional está compuesto por dos vagones y una locomotora diésel, ensamblada en 1982 y reacondicionada a nuevo. Tiene un aspecto moderno, es silencioso y cuenta con aire acondicionado para cruzar un viaducto que se convierte en un infierno para automovilistas, motociclistas y camioneros a partir del mes de octubre por las altas temperaturas que imperan en esta zona.

Con apenas 5 kilómetros de recorrido y las dos estaciones en cada extremo de la cabecera del puente internacional, es considerado el ramal más corto del país.