En 6 años, población de luciérnagas aumentó en bosques del Edomex

·3  min de lectura

AMECAMECA, Méx., julio 17 (EL UNIVERSAL).- En los últimos años aumentó la población de luciérnagas de 180 mil en 2016 a 382 mil por hectárea para este 2022, debido a los trabajos de conservación que se han realizado en los bosques de la región de los volcanes, lo que permitió que se duplicara el número de gusanos de luz.

Desde hace más de una década, a las faldas del volcán Iztaccíhuatl, la conservación de los bosques de encino y pino que ha implementado el gobierno del Estado de México, a través de la Protectora de Bosques (Probosque), en coordinación con ejidatarios, ha permitido generar las condiciones idóneas para preservar el avistamiento de luciérnagas, un espectáculo y patrimonio natural de luces en medio de la noche, visible entre junio y agosto.

Los terrenos de esta región de Los Volcanes se ocupaban para cultivos de maíz, hasta que en el 2011, en el Ejido Emiliano Zapata, del municipio de Amecameca, en un trabajo coordinado con Probosque, 28 ejidatarios decidieron devolver al suelo su vocación forestal con la reconversión de terrenos agrícolas, lo que ha generado otros beneficios, explicó José Luis López, gerente operativo del Parque Ecoturístico Bosque Esmeralda.

"Gracias a la reforestación y plantación de árboles de Navidad que hemos hecho, el suelo se fue recuperando. Lo que nosotros queríamos era tener un bosque conservado, un bosque en buen estado, un bosque sano. ¿Qué es lo que sucedió? El suelo se fue recuperando y fue creando el hábitat idóneo para la luciérnaga y la luciérnaga que estaba en las partes más altas se fue acercando a estos sitios", comentó.

Parte de los trabajos emprendidos en las 96.7 hectáreas de bosque que comprende este núcleo agrario, ha sido la reforestación, mantenimiento, obras de conservación de suelos, así como trabajos de protección contra incendios forestales, con las brechas cortafuego, entre otras acciones.

Además, se ha cercado y realizado un saneamiento forestal, como parte de los programas a los que está inscrito el ejido como son Reforestando Edoméx, Edoméx Procarbono, Pago por Servicios Ambientales Hidrológicos Edoméx, Plantaciones Forestales Comerciales y Manejo Forestal Sustentable.

Lo anterior ha permitido el desarrollo de las zonas boscosas que se caracterizan por un clima templado-frío y húmedo, dando como resultado el rescate de flora y fauna endémica, como es el caso de la luciérnaga Photinus palaciosi, que en los últimos años ha encontrado en este sitio las condiciones ideales para su desarrollo y aumentar sus poblaciones al pasar de 180 mil en 2016 a 382 mil por hectárea, para este 2022.

"La luciérnaga es un indicador del grado máximo de conservación de nuestros bosques. Necesitamos una masa forestal importante que genere sombra, alta humedad, para que obviamente haya una cantidad importante de huevecillos que puedan sobrevivir durante un espacio de 10 meses durante su estado larvario.

"En ese proceso encuentra alimento gracias a que existen pinos, existen hojosas, se genera la descomposición de esa materia orgánica y existen babosas, existen lombrices, existen gallinas ciegas, es decir muchas especies de insectos que se alimenta justamente la luciérnaga de ellos para poder incrementar sus poblaciones", dijo el delegado regional forestal en Amecameca, Rafael Parrilla.

A partir de 2016, con los primeros avistamientos en este lugar, con la participación de especialistas y académicos, se lleva a cabo un programa de educación ambiental que busca concientizar a la ciudadanía sobre el cuidado del medio ambiente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.