Anuncios

Unos 6.500 independentistas protestan contra la cumbre hispano-francesa

Barcelona (España), 19 ene (EFE).- Unos 6.500 independentistas catalanes protestaron este jueves en Barcelona, frente al Museo Nacional de Arte de Cataluña, donde los presidentes Pedro Sánchez, de España, y Emmanuel Macron, de Francia, celebran la cumbre hispano-francesa.

La protesta independentista organizada por las organizaciones Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium Cultural se congregó en la capital de esta región autonómica del nordeste de España para escenificar que el proceso soberanista catalán continúa vigente y para denunciar que no hay "normalidad" en Cataluña.

Los manifestantes, que portaban banderas independentistas, se congregaron alrededor de las cuatro columnas del edificio, donde los Mossos d'Esquadra, la policía autonómica catalana, había establecido el perímetro de seguridad de la cumbre e impedía el paso.

En la cumbre, Sánchez y Macron firmarán hoy el Tratado de Amistad entre ambos países, un texto que no existía hasta ahora, mientras que la participación del presidente autonómico catalán, Pere Aragonés, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), ha sido servir de "anfitrión" institucional de la reunión con un discurso protocolario en el Palacio de la Generalitat, sede del gobierno regional.

A la manifestación asistió la plana mayor de ERC, encabezada por su presidente, Oriol Junqueras, quien fue increpado y abucheado por algunos de los manifestantes.

La ANC había reprochado a ERC que caiga en la "contradicción" de tener al presidente catalán, Pere Aragonés, en el saludo inicial a los participantes de la cumbre y, en paralelo, envíe al presidente del partido, Oriol Junqueras, a la manifestación de protesta.

En declaraciones a los periodistas antes de empezar la protesta, Junqueras ha reivindicado que el proceso secesionista "no ha terminado" y que "el independentismo sigue bien vivo".

Ondeando banderas independentistas, los manifestantes han coreado consignas contra los gobiernos francés y español -"Ni Francia, ni España, països catalans (países catalanes)"-, y, en el momento en el que Junqueras daba declaraciones a la prensa, algunos le han silbado, le han llamado "botifler" (traidor) y han proferido cánticos a favor del expresidente Carles Puigdemont.

Puigdemont, huido de la justicia española en Bélgica desde el referendo ilegal del 1 de octubre de 2017, expresó a través de su cuenta en Twitter su apoyo a los manifestantes independentistas.

En los carteles que exhibieron los independentistas se podían leer mensajes como "nada se acaba hoy", "Gobierno de Cataluña, dónde estás" y "no pararéis la autodeterminación de los países catalanes".

(c) Agencia EFE