Anuncios

49ers chocan ante Chiefs en un revancha que llegó muy pronto en el Super Bowl

ARCHIVO - Jimmy Johnson, entrenador en jefe de los Cowboys de Dallas, abraza al quarterback Troy Aikman, tras ganar el Super Bowl XXVIII ante los Bills de Buffalo, el 30 de enero de 1994, en Atlanta (AP Foto/Charles Krupa, archivo)

Los 49ers de San Francisco treparon finalmente por la montaña de los playoffs para volver al Super Bowl, donde los espera un rival conocido.

La nueva oportunidad de ganar el Super Bowl para los Niners será en un segundo choque contra los Chiets de Kansas City. Será una rara revancha en tan poco tiempo.

“Es perfecta”, consideró Nick Bosa, defensive end de San Francisco, acerca de la segunda oportunidad en cinco años de vencer al equipo comandado por Patrick Mahomes

“Son una organización más grande que casi cualquiera, por su entrenador y su quarterback. Y anduvieron mal. Este año no habían lucido tanto y ahora están jugando en su mejor nivel, así que será un gran reto”.

Sólo ha habido ocho revanchas en los 57 partidos anteriores del Super Bowl. Y sólo tres se han presentado en un periodo de cinco años antes de esta reedición.

Los ganadores de esos tres duelos fueron los equipos que habían triunfado en el primer enfrentamiento.

Habrá más de una docena de jugadores que aparecerán en este partido después de jugar también el duelo que Kansas City ganó por 31-20 en Miami, tras la campaña de 2019. Entre ellos figuran estrellas de ambos conjuntos.

Los Chiefs remontaron una desventaja de 10 puntos en el cuarto periodo para ganar ese partido y conquistar el primero de dos Super Bowls con Mahomes y con el entrenador Andy Reid. Kansas City cayó en otra visita al Super Bowl, y será el tercer equipo en llegar al gran partido en cuatro de cinco campañas.

“Tenemos ya una buena idea de cómo va a ser esto”, dijo el entrenador de San Francisco, Kyle Shanahan. “Ellos han estado haciendo esto por un tiempo. Desde que los enfrentamos en 2019, parece que han hecho esto cada año. Hemos luchado realmente duro para volver a este momento”.

Los dos equipos tienen a ocho jugadores en el plantel de activos que jugaron para ellos en el primer enfrentamiento. A Bosa se unen Deebo Samuel, George Kittle, Fred Warner, Dre Greenlaw, Arik Armstead, Kyle Juszczyk y Mitch Wishnowsky.

Además de Mahomes, repetirán Travis Kelce, Chris Jones, Harrison Butker, Mecole Hardman, James Winchester, Nick Allegretti y Blake Bell.

San Francisco tiene también al cornerback Charvarius Ward, quien estaba con los Chiefs hace cuatro años, cuando vencieron a los Niners, y al tight end Ross Dwelley, quien figura en la lista de los lesionados por el resto de la campaña.

Los Chiefs tienen a un exjugador de los Niners de aquel partido, el receptor Richie Hames, junto con Derrick Nnadi, integrante de la liga defensiva que está en la lista de los lesionados, así como Austin Reiter y Mike Pennel en el equipo de prácticas.

A continuación, un vistazo a las otras veces en que se ha realizado una revancha del Super Bowl en las cinco campañas posteriores al primer duelo o en menos.

GIANTS vs. PATRIOTS

Eli Manning y los Giants arruinaron el intento de los Pats de lograr una campaña perfecta en 2007. Cuatro años después, volvieron a sorprender a Nueva Inglaterra.

Los Patriots llegaron al Super Bowl XLII con una foja de 18-0 y estaban a punto de completar la campaña perfecta para igualar la proeza de los Dolphins de 1972. Tom Brady lanzó un pase de seis yardas para que Randy Moss anotara y colocara el marcador 14-10 con 2:42 minutos por jugarse.

Pero Manning condujo a Nueva York al otro extremo del campo, con ayuda de una atrapada que realizó David Tyree, apoyando el balón contra su casco. Un pase de anotación a Plaxico Burress significó el final del duelo y dejó atónita a Nueva Inglaterra.

Manning lo hizo de nuevo en la temporada de 2011. Comandó un ataque hasta las diagonales para ganar el encuentro por 21-17, con 57 segundos por disputar.

COWBOYS vs. BILLS

Dallas y Buffalo son los únicos equipos que se han enfrentado en Super Bowls consecutivos, tras las temporadas de 1992 y 93.

Los Cowboys arrasaron.

Se valieron de nueve balones perdidos por los Bills y de cuatro envíos de anotación de Troy Aikman para endilgar a Buffalo una paliza de 52-17 en el Super Bowl XXVII.

La revancha fue más apretada, pero el resultado fue el mismo. James Washington devolvió un balón suelto hasta la zona prometida en el tercer periodo para empatar el encuentro y Emmitt Smith corrió para dos anotaciones en la segunda mitad, lo cual colocó el marcador 30-13.

STEELERS vs. COWBOYS

Los Cowboys habían estado en la cara opuesta de la moneda durante la década de 1970. Cayeron ante los Steelers luego de las temporadas de 1975 y 78.

Dallas se convirtió en el primer comodín en llegar al gran partido, en el Super Bowl X, gracias a un pase desesperado que le permitió vencer a Minnesota y a una paliza sobre los Rams.

Pero se quedó corto ante la Cortina de Acero, con la segunda remontada en la segunda mitad en la historia del Super Bowl. Pittsburgh se apoyó en un safety, dos goles de campo y una recepción de 64 yardas para touchdown por parte de Lynn Swann, el Jugador Más Valioso, en el cuarto periodo.

Los Steelers ganaron así 21-17 para hilvanar cetros.

Pittsburgh se impuso de nuevo tres años después, en lo que fue la primera reedición de un Super Bowl. Impidió así que Dallas enhebrara coronaciones.

Terry Bradshaw, el Jugador Más Valioso, lanzó cuatro pases de anotación, y Jackie Smith soltó un envío que parecía touchdown de Dallas.

Un intento de remontada por parte de Roger Staubach en las postrimerías se quedó corto y los Steelers triunfaron por 35-31.