4 cuentos infantiles para trabajar las emociones con tus hijos

Gtresonline

Educación en valores e inteligencia emocional son dos conceptos unidos entre sí que rigen la manera de criar a nuestros hijos en la actualidad. Los padres tienen el poder de enseñar a sus hijos a saber identificar, gestionar y ponerle nombre a sus emociones, de tal manera que puedan relacionarse con éxito basándose en la empatía, la asertividad, satisfaciendo además sus necesidades emocionales. Una persona con inteligencia emocional tiene confianza en sus capacidades, mantiene relaciones satisfactorias y expresa lo que piensa y siente, teniendo en cuenta los sentimientos de los demás. Y además tiene una autoestima alta y tiene recursos para la solución de conflictos, lo que infuye de manera positiva en su vida. Estas habilidades hay que enseñarlas desde la primera infancia, y la mejor manera de hacerlo es mediante el juego y cómo no, a través de los cuentos.

Leer: Dinámicas de inteligencia emocional para hacer en familia

‘No necesito amigos’, de Carolyn Crimi. Ed. Picarona (+5-6 años). 11,20€.

Se trata de una historia sobre la importancia de la amistad y el compañerismo. Cuando el mejor amigo de Rata tiene que mudarse de vertedero, toma la decisión de no tener más amigos, porque cree que no los necesita para nada. Y se vuelve gruñona con los otros animales.  Un día llega un nuevo perro al vertedero que resulta ser igual de desagradable que Rata. Podrían ser muy buenos amigos, pero parece que solo quieren gritarse. Hasta que llega el invierno y se dan cuenta que es bueno tener a alguien con quien compartir el calor y la poca comida que hay.

VER GALERÍA

No necesito amigos

Leer: 'Senticuentos’: historias para explicar a los hijos situaciones complejas de la vida

'La ovejita que vino a cenar', de Steve Smallman y Joelle Dreidemy. Ed. Beascoa (+3 años). 13,25€

La empatía es una de las habilidades más importantes de las personas emocionalmente inteligentes y es básica para llegar a tener relaciones sociales sanas. En este cuento se habla de la empatía y de otros valores como la compasión, la ayuda a los demás y la solidaridad. Es además una historia perfecta para romper estereotipos. Es invierno, la comida escasea y fuera hace mucho frío. Un lobo está hambriento en casa y de pronto llaman a la puerta. Su sorpresa llega cuando al abrirla aparece una ovejita indefensa. Y aunque ya se le hace la boca agua pensando en la suculenta cena que le espera, todo va dando un cambio porque le va tomando cariño a su inesperada invitada y ya no tiene tan claro si la quiere cocinar.

VER GALERÍA

La ovejita que vino a cenar

Leer: ¿Qué buscamos en los nuevos cuentos infantiles?

'¿No hay nadie enfadado?',  de Toon Tellegen y Marc Boutavant. Ed. Edelvives (+5 años). 14,63€

Las rabietas forman parte de la vida de nuestros hijos desde que llegan a los 'terribles 2 años'. Y es una situación que preocupa a los padres, que no saben cómo ayudar a sus hijos a gestionar estos momentos de ira y de enfado. Se trata de una compilación de doce cuentos protagonizados por animales y todos relacionados con estas emociones. Desde un musaraña que no para de molestar a una ardilla, un elefante enfadado porque quiere subirse a un árbol, un damán que no quiere que el sol se vaya o una lombriz en eterna competición con un escarabajo. Todos los animales del bosque tienen sus preocupaciones y se enfadan por algo. Y el último cuento es una pequeña reflexión: el enfado no es malo, es normal, lo importante es saber lidiar con esas emociones sin hacer daño a nada ni a nadie.

VER GALERÍA

¿No hay nadie enfadado?

Leer: ¿Por qué los libros infantiles hablan de monstruos, fantasmas y brujas?

'Los cinco horribles', Wolf Erlbrunch, (Ed. Juventud) (+6 años) 11,40€

Con este libro conseguirás potenciar la autoestima de tus hijos. Es un cuento protagonizado por cinco animales bastante feos y que suelen despertar rechazo en las personas: el sapo, la rata, la araña, el murciélago y la hiena. Todos están tristes y sumidos en la autocompasión, se ven feos, inútiles y asquerosos. Pero descubrirán que con una actitud proactiva pueden averiguar qué se les da bien, explotarlo y llegar a ser aceptados por los demás. Incluso descubrirán el poder de la amistad y el optimismo. Un cuento perfecto para aprender que todos tenemos destrezas y habilidades para potenciar.

VER GALERÍA

Los cinco horribles

Leer: Cuentos infantiles para ayudar a gestionar el miedo en los niños