31,000 audífonos de compresión acústica para niños son retirados del mercado por temor a lesiones

·1  min de lectura

Los audífonos diseñados para reducir el sonido no deberían dañar los oídos, especialmente si están hechas para niños.

Por eso, la empresa Hearing Lab Technology/Lucid Audio, con sede en Fort Worth, Texas, retiró del mercado unos 31,150 audífonos de compresión de sonido HearMuffs para niños.

El problema exacto, según la alerta de devolución de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos: “Las pilas alcalinas AAA incluidas en las HearMuffs retiradas pueden estallar, lo que puede provocar lesiones auditivas, proyectiles y/o quemaduras”.

La alerta dice que Hearing Lab ha recibido 19 reportes sobre la explosión de pilas, pero no ha habido lesiones.

Tecnología de Hearing Lab /Lucid Audio HearMuffs para niños. U.S. Consumer Product Safety Commission
Tecnología de Hearing Lab /Lucid Audio HearMuffs para niños. U.S. Consumer Product Safety Commission

Esto afecta a los modelos LA-infant-AM-WH, LA-infant-ASM-WH, LA-infant-ASM-WHPlus y LA-kids-AM-WH.

Póngase en contacto con Hearing Lab para reemplazar sus pilas AAA o para que le respondan a sus preguntas al teléfono 833-408-0479, de lunes a viernes, de 8 a.m. a 7 p.m., hora del este, o en línea.