De 2015 a 2022 se registraron los años más calurosos en todo el mundo

Los últimos ocho años fueron los más calurosos registrados hasta la fecha en el mundo, en particular en una gran parte de Europa occidental, Oriente Medio, Asia Central y el noroeste de África, según un informe europeo publicado este lunes 9 de enero.

Durante el periodo 2015-2022, cada año registró como mínimo un aumento de su temperatura media de más de un grado centígrado respecto a la media preindustrial. El año 2022 en particular es el quinto más caluroso del que se tiene memoria, con una media de 1.2 ºC por encima de la media preindustrial, según el informe del programa europeo sobre el cambio climático Copernicus (C3S).

En esos ocho años, el mundo asistió a sequías o inundaciones excepcionales y a un aumento de la concentración de los gases de efecto invernadero en la atmósfera, el principal causante del cambio climático.

América Latina y el Caribe quedaron relativamente al margen de estos registros, durante un ciclo presidido básicamente por el fenómeno de “La Niña” en el océano Pacífico, que genera un cierto enfriamiento.

En Europa, sin embargo, esa onda no llegó, sino todo lo contrario. El año 2022 en particular fue “el segundo año más caluroso” según registros oficiales. Los meses estivales batieron récords en Gran Bretaña, mientras que Francia, Portugal y España sufrían grandes sequías.

A nivel mundial, Pakistán sufrió inundaciones históricas, el centro y el este de China se vieron sometidas a canículas estivales, Nigeria sufrió diluvios. “La Niña” provocó temperaturas más frías de lo habitual en el este de Australia y fuertes lluvias. Y más al sur, “la extensión del hielo en el mar Antártico alcanzó un nivel mínimo récord o casi récord”. En febrero de 2022, particularmente, se registró la extensión de hielo más precaria “en 44 años de observación satelital”.

UN AÑO DE FENÓMENOS CLIMÁTICOS EXTREMOS DEJA DÍAS CALUROSOS

“2022 fue un año de fenómenos climáticos extremos” que “demuestran que ya estamos sufriendo las consecuencias devastadoras del calentamiento de nuestro planeta”, comentó Samantha Burgess, jefa adjunta del C3S.

Esos datos demuestran claramente que para evitar las peores consecuencias, agregó, la sociedad deberá a la vez reducir urgentemente las emisiones de CO2 y adaptarse rápidamente a la evolución del clima. El informe confirma las previsiones de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) publicadas en noviembre y calificadas de “crónica del caos climático” por el secretario general de la ONU, António Guterres. Mientras, la actividad humana sigue teniendo su impacto.

“La concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera aumentó en aproximadamente 2.1 partes por millón (ppm), un porcentaje similar al de los últimos años”, explicó el programa europeo.

Las concentraciones de metano, un gas de efecto invernadero más intenso aunque más breve, aumentaron en “cerca de 12 partes por mil millones (ppb), “lo que es superior a la media, aunque inferior a los récords de los dos últimos años”, añadió el texto.

Según el Acuerdo de París de 2015 de lucha contra el cambio climático, el ser humano debería recortar a la mitad sus emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2050 para lograr mantener el aumento de la temperatura media en un máximo de 2º C, de preferencia 1.5º C. N

(Con información de AFP)

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Aumento de olas de calor afecta 559 millones de niños en el mundo

Regiones enteras del planeta se volverán inhabitables por olas de calor: informe

China: la cosecha está bajo ‘grave amenaza’ por ola de calor récord