Casi 200 Gobiernos reafirman el pacto climático pese a la retirada de EEUU

Por Nina Chestney y Alister Doyle
En la imagen, Frank Bainimarama, primer ministro de Fiyi y presidente de las conversaciones, se quita el sombrero en el inicio de la última sesión de la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático 2017 celebrada en Bonn, el 18 de noviembre de 2017. REUTERS/Wolfgang Rattay

Por Nina Chestney y Alister Doyle

BONN, Alemania (Reuters) - Casi 200 países mantuvieron el sábado en marcha un acuerdo internacional de 2015 para luchar contra el cambio climático, después de que las maratonianas conversaciones se vieran eclipsadas por la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de retirarse del mismo.

    El primer ministro de Fiyi, Frank Bainimarama, que presidió las conversaciones de dos semanas en Bonn, dijo que el resultado "pone de relieve la importancia de mantener el impulso y el espíritu y visión de nuestro Acuerdo de París".

    Los delegados acordaron iniciar en 2018 un proceso para empezar a revisar los actuales planes de limitar las emisiones de gases de efecto invernadero dentro de un esfuerzo a largo plazo para aumentar paulatinamente los objetivos. Se llamaría el "Diálogo de Talanoa", una palabra de Fiyi para contar historias y compartir experiencias.

    Avanzaron además para redactar un libro detallado de normas para el acuerdo de París de 2015, que pretende poner fin a la era de los combustibles fósiles este siglo, en la reunión en Bonn que se prolongó durante toda la noche.

    El libro de reglas, que cubre aspectos sobre cómo registrar y supervisar las emisiones de gases de efecto invernadero de cada nación, debe estar listo en diciembre del próximo año.

    Muchos delegados dijeron que los trabajos debían ir más rápido.

    "Ahora mismo nos estamos moviendo a paso ligero, por lo que todos los países deberán acelerar el ritmo desde aquí", dijo José Sarney Filho, ministro de Medio Ambiente de Brasil.

    Gebru Jember Endalew, de Etiopía, quien lidera el grupo de países menos desarrollados, también dijo que "muchas áreas de trabajo aún están retrasadas", a pesar de los avances realizados en Bonn.

    El pacto de París tiene como objetivo limitar el aumento de las temperaturas mundiales promedio a "muy por debajo" de dos grados Celsius por encima de la era preindustrial, idealmente 1,5 para limitar más sequías, inundaciones, olas de calor y aumento del nivel del mar.

    Pero las actuales políticas van camino de causar un aumento de alrededor de tres grados para 2100. El Diálogo de Talanoa sería un paso hacia políticas más estrictas.

    La reunión de Bonn se celebró bajo la sombra de la decisión de Trump en junio de retirarse del acuerdo de París y promover en su lugar la industria del carbón y el petróleo. Trump duda de que las emisiones creadas por el hombre sean la causa principal del aumento de las temperaturas.

    Ningún otro país ha seguido sus pasos e incluso naciones cuyas economías dependen de los combustibles fósiles se han movilizado.

    "Nos juntamos y dijimos 'tenemos que proteger el mundo. Tenemos que proteger el Acuerdo de París'. Los países están avanzando", dijo a Reuters el ministro de clima de Emiratos Árabes Unidos, Thani Ahmed Al Zeyoudi.