Anuncios

Más de 20 policías heridos en bloqueos de rutas de seguidores del expresidente Evo Morales

LA PAZ, Bolivia (AP) — El gobierno boliviano informó el jueves que más de 20 policías resultaron heridos en bloqueos de carreteras que realizan seguidores del expresidente Evo Morales, mientras la oposición y un sector del oficialismo exigieron que se investigue al exmandatario por las muertes ocurridas durante la crisis social de 2019.

En tanto, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, informó en una rueda de prensa que al menos dos personas murieron, entre ellas un transportista que estaba paralizado en uno de los bloqueos y que sufrió un ataque cardiaco.

En el cuarto día de cortes de ruta la región central de Cochabamba estaba aislada y permanecía cortado el paso entre oriente y occidente en protesta por la extensión del mandato de los jueces, quienes asestaron un duro golpe a la pretensión de Morales de candidatearse el próximo año para las elecciones presidenciales.

Al sur del país, en la región de Oruro, se registró una emboscada por parte de los manifestantes que dejó varios policías heridos, reportó Ríos. Además hay decenas de vehículos varados, entre ellos unos 22 carros cisterna con combustible.

En medio de las protestas el diputado Jerjes Mercado, afín al presidente Luis Arce, pidió que se investigue al expresidente por las muertes ocurridas en el estallido social que siguió a las elecciones presidenciales de 2019 en las que Morales buscaba un cuarto mandato y que fueron consideradas fraudulentas por la Organización de los Estados Americanos (OEA). El conflicto dejó 37 fallecidos y precipitó la renuncia de Morales, quien se exilió primero en México y luego en Argentina.

El ministro de Justicia, Iván Lima, señaló que el exgobernante “ha sido el autor, en 2019, de muertes de bolivianos, de una situación de conflagración, de un problema muy grave en el país por su afán de ir a la reelección”.

Por el mismo caso están encarcelados preventivamente la expresidenta interina Jeanine Áñez (2019-2020) y el líder opositor y gobernador de la región de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho. Áñez, entonces presidenta del Senado, asumió el poder las tras dimisión de Morales mientras que Camacho encabezó las protestas contra el entonces mandatario desde Santa Cruz, la región más próspera de Bolivia.

Desde sus redes sociales Áñez sostuvo que Morales “es un incitador a la violencia y responsable de los hechos de 2019” y se preguntó por qué no se enjuicia al expresidente "en vez de perseguir a opositores”.

Por su parte, el vicepresidente David Choquehuanca fijó para el lunes una mesa de diálogo con todas las fuerzas para allanar las elecciones judiciales. En Bolivia se elige por voto a los magistrados del Poder Judicial pero antes la Asamblea Legislativa debe seleccionar a los candidatos. Al no llegar a un acuerdo entre los bloques y vencido el plazo para la selección, los jueces auto prorrogaron su mandato.