Alíev cifra las bajas mortales armenias en unos 5.000 hombres

Agencia EFE
·2  min de lectura

Moscú, 28 oct (EFE).- El presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíev, cifró las bajas mortales de las fuerzas armenias en más de 5.000 hombres en el mes de guerra en Nagorno Karabaj, en una entrevista publicada hoy por la agencia rusia Interfax.

"Puedo decir cuáles son las bajas de Armenia según nuestras estimaciones. Nuestro datos señalan que pueden ser más de 5.000 muertos y los heridos, como regla en una guerra, son dos o tres veces más", dijo el mandatario.

Reiteró que Azerbaiyán no informa de sus bajas militares y que las dará a conocer una vez que concluyan las acciones militares, pero recalcó que "son significativamente menores" que las de la parte armenia.

"Teniendo en cuenta el carácter de los combates, la compleja orografía y las fortificaciones que construyeron los armenios durante 30 años (...), considerando todos estos factores nuestras pérdidas son mínimas", dijo Alíev.

Acusó a Armenia de torpedear el intercambio de prisioneros y de los cuerpos de los militares caídos.

"Impartí instrucciones acerca de los cadáveres de los militares armenios a fin de conservarlos los más posible, en decir, en camiones refrigerados y lugares fríos, pero cada vez la parte armenia se niega a recibirlos", se quejó.

Explicó que la parte armenia quiere que se le entreguen los cuerpos en lugares donde se libran combates cuando esto podría hacerse en la frontera entre Azerbaiyán y Armenia.

"Por ello ayer decidí entregar de manera unilateral a Armenia la mayor parte de los cuerpos de los militares armenios (...). Enviamos los camiones hacia la frontera. Avisamos a la oficina de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y a la Cruz Roja. Pero la parte armenia no los recibe", dijo.

El presidente azerbaiyano se mostró dispuesto a reunirse con el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, en Moscú sin ningún tipo de condiciones y recordó que anteriormente participó en varias reuniones tripartitas con los mandatarios de Rusia y Armenia.

"Nunca eludí esa reuniones", dijo Alíev, pero expresó su dudas sobre la utilidad de una negociación tripartita en el momento actual.

"Dudo mucho de que el actual Gobierno armenio sea capaz de trabajar constructivamente para llegar al arreglo", añadió el mandatario.

Indicó que Bakú ve aceptable un formato "2+2", con la participación de Azerbaiyán, Armenia, Turquía y Rusia, para negociar el arreglo al conflicto de Nagorno Karabaj.

Explicó que Turquía y Rusia en muchos asuntos, tanto bilaterales como relativos a seguridad regional, han alcanzado un gran nivel de entendimiento.

"Lo vemos en Siria, en Libia, en los asuntos relativos a la lucha contra el terrorismo, para no hablar ya de los proyectos energéticos, de proyectos económicos y de inversiones", agregó.

Desde la reanudación el 27 de septiembre pasado de la guerra en Nagorno Karabaj, el presidente azerbaiyano ha insistido en que detendrá las operaciones militares cuando Armenia presente un calendario de la retirada de sus tropas de los territorios azerbaiyanos ocupados desde 1994.

(c) Agencia EFE