Anuncios

A 13 años de la fusión, jefe de limpieza nuclear de Japón busca resolver misterios de reactores

Esta imagen tomada de un video proporcionado por Tokyo Electric Power Company Holdings (TEPCO) muestra desechos radiactivos dentro del reactor número uno de la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi en el pueblo de Okuma, Japón, el 28 de febrero de 2024. (TEPCO vía AP)

TOKIO (AP) — Al tiempo que Japón se prepara para conmemorar el 13er aniversario de su peor desastre nuclear, el hombre a cargo de limpiarlo dice que su equipo está batallando para obtener una muestra del corazón de los desechos radiactivos del sitio.

Un proyecto de décadas para limpiar los restos de la planta de energía nuclear de Fukushima Daiichi se prepara para retirar el combustible solidificado dentro de los reactores de la planta, pero gran parte de lo que hay en su interior sigue siendo un misterio.

La clave para desvelar ese misterio —y descubrir cómo limpiarlo— es una muestra de combustible derretido del interior de un reactor, indicó Akira Ono, jefe de desmantelamiento de Tokyo Electric Power Company Holdings, en una entrevista con The Associated Press.

Obtener esa muestra será como penetrar “la torre principal del castillo” en la batalla por el desmantelamiento, afirmó Ono.

“Hemos logrado una serie de cosas, pero todavía tenemos mucho que pensar para abordar la tarea sin precedentes de eliminar el combustible derretido”, dijo.

El 11 de marzo de 2011, un sismo de magnitud 9,0 y un tsunami dañaron los sistemas de enfriamiento de la planta Fukushima Daiichi, causando la fusión de tres de sus reactores, liberando radiación y obligando a miles de residentes a abandonar sus hogares. Algunas áreas cercanas a la planta siguen siendo inhabitables.

Aproximadamente 880 toneladas de combustible nuclear fundido altamente radiactivo continúan dentro de los tres reactores dañados, pero nadie sabe en qué condiciones se encuentra el combustible fundido ni exactamente en qué parte de los reactores cayó. Esos datos son cruciales para elaborar un plan para eliminarlos de forma segura, explicó Ono.

Desde que una sonda robótica ofreció imágenes por primera vez del interior del reactor número 2 —el menos dañado— en 2019, TEPCO ha tratado de extraer una pequeña cantidad del combustible solidificado por medio de un brazo robótico.