105-111. Los Heat vuelven a silenciar el Garden y dejan a los Celtics al borde del abismo

·5  min de lectura

Redacción Deportes (EE.UU.), 19 may (EFE).- Los Miami Heat volvieron a asaltar el TD Garden de Boston este viernes y remontaron doce puntos de desventaja liderados por Jimmy Butler para ganar por 111-105 a los Celtics y tomar ventaja 2-0 en las finales de la Conferencia Este de la NBA, lo que les deja a dos triunfos de alcanzar las Finales como octavos cabezas de serie.

Los Heat ya no son sorpresa. Accedieron a los 'playoffs' pasando por el 'play-in', pero a medida que aumenta la presión, su nivel se dispara. A partir de su líder absoluto, un Butler que firmó 27 puntos, ocho rebotes, seis asistencias y tres robos y que respondió en el campo a las provocaciones de Grant Williams, que le encaró en el cuarto período cuando los Celtics ganaban por nueve puntos.

La serie se desplaza ahora a Miami para los dos próximos capítulos. Los Heat nunca han perdido en casa en esta postemporada, en la que eliminaron a los Chicago Bulls en el 'play-in', a los Milwaukee Bucks, el mejor equipo del Este, y a los New York Knicks.

Butler es el líder de unos Heat que juegan como equipo, en el que Bam Adebayo rozó el triple doble con 22 puntos, 16 rebotes y nueve asistencias y un Gabe Vincent extraordinario saliendo del banquillo, con 25 puntos.

El equipo de Erik Spoelstra, que no puede contar con una pieza de gran valor como Tyler Herro, volvió a dejar en evidencia los límites de los Celtics, incapaces de gestionar sus ventajas en estos 'playoffs'.

Tras desperdiciar trece puntos de ventaja en el primer período, no supieron defender sus doce de margen este viernes y cayeron en una nueva noche agridulce de Jayson Tatum, que acabó con 34 puntos, trece puntos y ocho rebotes, pero que solo anotó desde la línea de libres en el cuarto período.

Su equipo no logró apoyarle lo suficiente, con Jaylen Brown que fue el segundo mejor con 16 puntos.

Los números hablan claro. Una franquicia que tomó ventaja 2-0 en una serie de 'playoffs', avanzó 312 veces de 339 en la historia de la NBA.

HABITUALES ALTIBAJOS DE LOS CELTICS

Con la confianza disparada tras la victoria del miércoles, los Heat tuvieron un brillante arranque de partido e, impulsados por Butler y por el poderío de Adebayo en la pintura, se hicieron con ocho puntos de ventaja en el 22-14. Movieron el balón con calidad y brillaron por su efectividad defensiva para contener a los Celtics.

En ese momento de apuros fue importante la reacción de carácter de Tatum, que tomó las riendas del partido y firmó doce de los 25 puntos de su equipo para guiar, con dos triples, un parcial de 11-2 que dio ventaja a los Celtics tras el primer cuarto (25-24).

Fue la chispa que metió en el partido al TD Garden y que se convirtió en un incendio al comienzo del segundo período. En 74 segundos, dos triples de Derrick White y Brogdon y una bandeja de Tatum extendieron el tremendo parcial a 19-2 y obligaron a Spoelstra a pedir tiempo muerto (33-24).

El parcial tocó el 24-4 para los Celtics, que estuvieron doce puntos arriba (40-28) y confirmó el poderío ofensivo de los hombres de Mazzulla. Sin embargo, también se confirmó la fragilidad del equipo a la hora de gestionar los momentos de los duelos y Miami respondió con un 19-2, liderado por un excelente Caleb Martin (8 puntos) que dio tres unidades de ventaja a los visitantes.

Butler encadenó grandes jugadas defensivas (un taponazos y dos robos) y cerró el período con un maravilloso tiro en suspensión que envió a los Heat a los vestuarios por delante 54-50.

TATUM TOMA LAS RIENDAS

Tatum apenas anotó dos puntos en el segundo cuarto, pero salió de ls vestuarios decidido a dejar su marca en el partido y lo hizo con un tercer período de quince puntos, diez de ellos consecutivos para dar ventaja 67-62 a los Celtics.

Un gran Martin sostuvo a los Heat, pero un nuevo parcial de 10-0 de Boston, culminado con un triple de Smart, y dos libres de Brogdon permitió a los hombres de Mazzulla tomar el mando del choque con un 83-75 de margen para entrar en el cuarto período.

Tatum lució su repertorio, con triples con paso atrás, entradas y también su valiosa aportación en la pintura con seis rebotes para sellar ya su doble doble (29 puntos y 13 rebotes en tres cuartos).

Un gran comienzo de Robert Williams aumentó a doce puntos la ventaja de los Celtics (89-77), pero dos triples consecutivos de Duncan Robinson mantuvieron vivos a los Heat (91-87), incluso con Butler recuperando energías en el banquillo.

BUTLER REMATA A LOS CELTICS

Siguió ese guión, con los Heat que retomaron nueve puntos de margen (96-87) y los Heat que respondieron con un 9-2 (98-96), después de que saltaran chispas entre Grant Williams y Butler.

El líder de los Heat pasó factura a los Celtics y los Heat sellaron un parcial de 18-4 tras ese roce que les dio ventaja de cinco puntos en el 105-100.

Tatum, que no había tomado tiros en el cuarto período del primer partido, volvió a no anotar desde el campo. Solo lo hizo desde la línea de libres y en el último minuto, cuando los Heat defendieron su margen para sellar una nueva magnífica remontada.

Les faltan dos victorias a los Heat para volar a las que serían sus segundas Finales NBA en tres años, tras las de 2020 perdidas contra Los Ángeles Lakers.

Andrea Montolivo

(c) Agencia EFE