Dan 100 años de prisión a hombre por asesinar a un militar

·2  min de lectura

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., agosto 25 (EL UNIVERSAL).- Un hombre que participó en el asalto y muerte a un militar y tres civiles para robarles más de dos millones de pesos, el 11 de mayo del 2018, dinero que serviría para el pago de nómina para obreros que levantaban el cuartel de Peña Blanca, en el municipio de Chicomuselo, fue sentenciado a cien años de prisión.

La Fiscalía de Chiapas informó que el Ministerio Público logró que un Juez "dictara sentencia condenatoria de cien años de prisión en contra de Ángel Daribel 'N', por el delito de homicidio calificado. Con los argumentos y pruebas fehacientes presentados por el Ministerio Público se acreditó el hecho y la responsabilidad del imputado".

El 11 de mayo, Ángel Daribel "N" y otros cómplices asesinaron a balazos a César Abel Batres, capitán retirado de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); Salvador Adnam Vázquez Bautista, de 36 años, capitán constructor de la Sedena; y Mónica Hernández Alcántara, de 39 años, civil; y Jesús "N", civil, para robarles más de dos millones de pesos.

El dinero fue retirado de la sucursal de Banamex, en Frontera Comalapa, y era trasladado hacia la comunidad Peña Blanca, municipio de Chicomuselo, para pagar a los obreros que construían el cuartel donde ahora hay tropas del 101 Batallón de Infantería.

El ataque armado ocurrió a la altura del desvío de El Chilar, en el municipio de Bella Vista, ubicado en la carretera que comunica a Chicomuselo.

El 18 de mayo del 2018, fueron detenidos en la ciudad de Puebla, Jorge Ramón "N" de 43 años de edad y Ángel, de 23 años, para quedar a disposición de un Juez.

Uno de los detenidos fue ubicado en la colonia 6 de Julio, en la ciudad de Puebla y otro se encontraba en Comitán de Domínguez.

Las cuatro víctimas viajaban en una camioneta Renault tipo Duster, con placas del estado de Puebla UAB-68-20.

En total, el dinero que fue hurtado consistió en la cantidad de 2 millones 012 mil 611.80 pesos, explicó la Fiscalía.

La Fiscalía declaró que cualquier conducta delictiva que se cometa en Chiapas no quedará en la impunidad y prometió presentar ante el Ministerio Público a los presuntos delincuentes.