Óscar Arias califica como "fraude" y "espurias" las elecciones en Nicaragua

·3  min de lectura

San José, 8 nov (EFE).- El expresidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz 1987, Óscar Arias, afirmó este lunes a Efe que lo acontecido el domingo en Nicaragua "no es ninguna sorpresa", ya que se trata de unas "elecciones fraudulentas e ilegítimas" y que la comunidad internacional debe hacer un "llamado a desconocer" la reelección de Daniel Ortega.

"Estas elecciones son espurias, fueron un fraude, lo que demuestra Daniel Ortega con lo acontecido ayer es que él no es un demócrata. Él es un dictador que no se puede separar del poder, que no puede abandonar la silla presidencial y que a cualquier precio tiene que seguir en el poder", expresó Arias.

El Nobel de la Paz indicó que el resultado de las elecciones "no demuestra la voluntad del pueblo" nicaragüense, ya que el Frente Sandinista fue a votación sin oposición, con más de 150 presos políticos.

"Lo que ayer aconteció en las urnas no representa la voluntad del pueblo nicaragüense. En alguna oportunidad Clement Attlee, líder del régimen laborista inglés (entre 1945 y 1951), dijo que en la Unión Soviética habían elecciones que parecían una carrera de caballos, con un solo caballo, ayer en Nicaragua eso fue lo que aconteció", dijo Arias.

LLAMADO INTERNACIONAL

El expresidente costarricense entre 1986 y 1990 y luego de 2006 a 2010 además hizo un llamado a la comunidad internacional para que "desconozca el resultado de las elecciones".

"En el 2018 hubo una gran represión, más de 300 muertos y nada pasó. La comunidad internacional se lavó las manos y la propia gente por temor a que le peguen un tiro dejó de protestar, por miedo, por temor a la represión, a ir a la cárcel. De tal manera que yo espero que esta vez la comunidad reaccione con valentía para aislar al nuevo régimen de Ortega-Murillo", sentenció Arias.

El Premio Nobel añadió que las posibles sanciones de organismos como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Centroamericano de Integración Económica o la suspensión de Nicaragua en la Organización de Estados Americanos tendrían como "consecuencia inevitable el aumento del empobrecimiento de ese sufrido pueblo nicaragüense".

Arias, quien ganó el Nobel de la Paz por sus esfuerzos en la pacificación de Centroamérica, recordó los ideales del Plan de Paz de la región, que se basaba en el respeto a los derechos humanos, la celebración de elecciones periódicas y pluralistas y la creación de instituciones democráticas para la estabilidad social.

"En el caso Centroamericano, a mí en los personal me duele muchísimo porque cuando los centroamericanos firmamos en mi primer gobierno el Plan de Paz, que yo propuse, nos comprometimos a fortalecer la democracia, a consolidar las instituciones democráticas (...) Lo que ha hecho ahora (Ortega) es no correr ningún riesgo, meter a todos sus adversarios a la cárcel, hacer unas elecciones fraudulentas, que son una farsa, y lo que vemos en Nicaragua, y en otros países de Centroamérica y América del Sur es un retroceso de la democracia", puntualizó Arias.

El expresidente agregó que lo que se podría esperar con la represión es que aumente la migración "que los nicaragüenses voten con los pies y abandonen Nicaragua por razones económicas unos, y por razones políticas otros".

Ortega, en el poder desde 2007, fue reelegido este domingo con el 74,99 % de los votos en los comicios generales del domingo, un proceso marcado por los cuestionamientos a su legitimidad por los arrestos de siete aspirantes de la oposición, la eliminación de tres partidos políticos y la detención de periodistas, empresarios, dirigentes sociales y otras figuras de la oposición.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.