Anuncios

La órbita política de Ron DeSantis enfrenta esta nueva incertidumbre y una abrupta renuncia

La órbita política del gobernador de la Florida, Ron DeSantis, enfrenta una nueva incertidumbre a solo siete semanas de que los caucus de Iowa ofrezcan la primera prueba con electores del campo presidencial republicano.

Chris Jankowski, director ejecutivo del superPAC pro DeSantis Never Back Down, renunció abruptamente el miércoles en medio de profundos desacuerdos estratégicos y luchas internas dentro del grupo.

“El objetivo principal y el único enfoque de Never Back Down ha sido elegir al gobernador Ron DeSantis como presidente”, dijo Jankowski en un comunicado. “Dado el entorno actual, se ha vuelto insostenible para mí cumplir con el objetivo compartido y eso va mucho más allá de una diferencia de opinión estratégica”.

Si bien las campañas y los superPAC tienen legalmente prohibido coordinarse, la reorganización en Never Back Down arroja una sombra sobre la estrategia y la estabilidad de un grupo que ha desempeñado un papel enorme en los esfuerzos políticos nacionales de DeSantis desde que lanzó su campaña presidencial.

Algunos republicanos dijeron que la agitación en Never Back Down era indicativa de un problema mayor dentro de la órbita política del gobernador. A pesar de entrar en la contienda de 2024 hace seis meses como el candidato republicano mejor posicionado para competir contra Donald Trump por la nominación del Partido Republicano, DeSantis solo se ha ido rezagando más detrás del ex presidente.

“Este tipo de sacudidas son síntomas de problemas. No son causas de problemas”, dijo Keith Naughton, un veterano estratega republicano. “Está claro que DeSantis se ha estancado un poco. El interrogante es ¿cómo se reinicia, o puede reiniciarse? Creo que esto es solo unindicio de que están tratando de arreglar las cosas”.

Los lazos entre la operación política de DeSantis y el superPAC han sido evidentes durante meses.

El antiguo comité político a nivel estatal del gobernador transfirió $82.5 millones a Never Back Down en mayo, una acción que fue ampliamente considerada como la bendición de DeSantis al superPAC, el cual fue formado a principios de este año por el ex funcionario de la administración de Trump Ken Cuccinelli, solo tres meses antes de que DeSantis lanzara su campaña presidencial.

En los últimos meses, el superPAC ha organizado una serie de eventos con DeSantis en estados clave de votación temprana, como Iowa y Nueva Hampshire, como parte de una serie de giras en autobús de Never Back Down. Ha formado y pagado a un ejército de trabajadores para que lleguen a los electores en estados clave.

El grupo también ha ayudado a reducir la presión financiera sobre la operación de DeSantis a veces; salió al aire con anuncios mucho antes que la campaña formal del gobernador y ayudó a pagar los viajes de DeSantis a eventos organizados por el superPAC.

Y, cuando la campaña de DeSantis sufrió una sacudida durante el verano –despidiendo a docenas de empleados y reemplazando a su director de campaña–, DeSantis incorporó a David Polyansky, un veterano operador republicano que había estado asesorando a Never Back Down, a su equipo como subdirector de campaña.

Algunas preocupaciones entre aliados de Ron DeSantis

El gobernador Ron DeSantis, durante una conferencia de prensa en la secundaria Christopher Columbu el  27 de marzo de 2023 en Miami.
El gobernador Ron DeSantis, durante una conferencia de prensa en la secundaria Christopher Columbu el 27 de marzo de 2023 en Miami.

Pero algunos aliados de DeSantis han expresado durante meses su preocupación de que la campaña hubiera cedido demasiado control sobre el mensaje y la estrategia al superPAC, señalando que la participación de Never Back Down iba mucho más allá del papel típico de un superPAC.

Esas preocupaciones también han llamado la atención de algunos de los críticos del gobernador.

“Creo que hay una comprensión de que lo que el superPAC ha hecho realmente no ha hecho mella”, dijo Rick Wilson, un ex consultor republicano y cofundador del grupo anti-Trump Lincoln Project. “No saben cómo luchar eficazmente contra Trump y el camino para DeSantis no está ahí. No es un lugar divertido en este momento. No es un lugar feliz donde estar”.

Las tensiones estallaron la semana pasada en una reunión de estrategia celebrada por Never Back Down, según NBC News, que informó por primera vez de las luchas internas.

Jeff Roe, el principal estratega del grupo, y Scott Wagner, miembro de la junta con estrechos vínculos con DeSantis, discutían sobre la estrategia financiera y operativa. Ambos estuvieron a punto de llegar a las manos, según informó la NBC.

Tras la disputa, tres estrechos aliados de DeSantis lanzaron un segundo superPAC, Fight Right Inc. El grupo se registró en la Comisión Federal Electoral (FEC) el 16 de noviembre y ha reservado al menos $919,000 en anuncios en Iowa desde el lunes, según la empresa de seguimiento de medios AdImpact.

Un portavoz de Never Back Down no respondió a la solicitud de comentarios del Miami Herald. Andrew Romeo, director de comunicaciones de la campaña de DeSantis, dio la bienvenida a la creación de Fight Right, diciendo que se suma a la labor de grupos como Never Back Down y amplía la red de apoyo de DeSantis.

“Estamos muy contentos de ver que aún más partidarios den un paso adelante para apoyar la candidatura de Ron DeSantis”, dijo Romeo. “Ya hemos visto un enorme valor en el apoyo de grupos como Never Back Down, y la adición de nuevos aliados a la mezcla para ayudar de forma independiente a difundir el mensaje del gobernador solo fortalecerá nuestra ventaja en las importantes semanas y meses por venir”.

Kristin Davison, una veterana estratega política que ha estado trabajando para Never Back Down, fue seleccionada para reemplazar a Jankowski como directora ejecutiva del grupo, informó The New York Times.

En 2017, Davison se desempeñó como directora de campaña para la campaña a gobernador de Adam Putnam, quien en ese momento era el principal rival de DeSantis. También ha trabajado con el senador Marco Rubio y el senador de Missouri Roy Blunt.

Aunque DeSantis sigue en segundo lugar en Iowa antes de los caucus del 15 de enero, algunas encuestas recientes de otros estados como Nueva Hampshire y Carolina del Sur lo muestran en tercer –incluso cuarto– lugar, detrás de la ex embajadora ante Naciones Unidas Nikki Haley y el ex gobernador de Nueva Jersey Chris Christie.

Una encuesta de The Washington Post y la Universidad de Monmouth realizada la semana pasada en Nueva Hampshire mostraba a DeSantis en quinto lugar.

Llueven acusaciones entre DeSantis y Haley sobre redes sociales y libertad de expresión

Demócratas y republicanos intensifican contacto con hispanos en Miami-Dade

En debate en Miami, DeSantis promete al Partido Republicano grandes triunfos tras recientes decepciones