El Zoológico de Nicaragua reproduce dos jaguares en peligro de extinción

·2  min de lectura

Masaya (Nicaragua), 11 jul (EFE).- Dos jaguares (panthera onca, especie en peligro de extinción) nacidos en cautiverio hace casi dos meses en el Zoológico Nacional de Nicaragua (renombrado Zoo Nicaragua) son amamantados por su madre y se encuentran en buen estado de salud, informaron este lunes las autoridades de ese refugio animal.

El macho y la hembra, aún sin nombres, presentados 55 días después de que nacieran en cautiverio, son alimentados únicamente con leche materna y se espera que cuando cumplan 3 meses puedan empezar a comer carne, dijo a Efe el director del Zoológico, Eduardo Sacasa. La pareja de felinos promete ser, junto a su madre, que tampoco tiene nombre, la sensación de los visitantes del Zoológico Nacional, ubicado en las afueras de Managua, destacó el especialista.

Sacasa explicó que los jaguares son una especie en peligro de extinción y que en edad adulta, la hembra llega a pesar 240 libras (108 kilogramos) y el macho hasta 350 libras (158 kilogramos) y su promedio de vida es de 24 a 26 años.

En el caso de los cachorros, la hembra y el macho jaguar pesaron 677 gramos y 678 gramos, respectivamente al nacer. "Un buen peso", sostuvo el experto.

Este es el segundo parto de la madre jaguar, de seis años, que tiene una dieta especial basada en fetos de vaca.

La familia felina siempre está bajo los cuidados de un equipo de expertos del Zoo Nicaragua, quienes están pendientes de ellos las 24 horas del día.

El jaguar es una especie en peligro de extinción debido a la cacería y a la competencia, cada vez más feroz, para mantenerse en su hábitat.

La pareja de jaguares se suma a los 20 felinos alojados en el refugio animal y quienes han sido rescatados, donados o nacidos en cautiverio.

Además de los jaguares, en el Zoológico también habitan tigres de bengala, siberianos, pumas y leones africanos, así como felinos menores, como el tigrillo ocelote y el tigrillo margay, entre otros.

El Zoo Nicaragua mantiene cientos de especies en protección, mientras esperan ser liberadas. Una docena de personas trabajan en el mantenimiento del centro de animales, entre guardaparques, vigilantes, conductores, área administrativa, entre otros.

Al Zoo Nicaragua ingresan, en promedio, unas 1.000 personas los fines de semana, quienes pagan simbólicamente un dólar si son nicaragüenses o tres dólares si son extranjeros.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.