Anuncios

Yuriorkis Gamboa sale de prisión bajo fianza, pero sus problemas legales siguen latentes en Cuba

Yuriorkis Gamboa ya está en su casa en Cuba, pero eso no significa que sus problemas hayan terminado.

El peleador cubano, quien estaba detenido por un accidente de tránsito en vísperas del Nuevo Año, salió con libertad bajo fianza y sin derecho a abandonar el país.

De acuerdo con su manager Jesse Rodríguez, Gamboa salió del centro de detención donde se encontraba en Santiago de Cuba en horas de la tarde de este miércoles y se encuentra en su residencia en Guantánamo en espera de que se le sitúe una fecha de juicio por la fiscalía.

”Gamboa ya se encuentra cerca de sus familiares y amigos en Cuba’‘, reveló Rodríguez, quien lleva mucho tiempo como parte del equipo del Ciclón de Guantánamo.

“Sabemos que le espera un juicio, pero se están haciendo todos los esfuerzos para que ese proceso legal no tenga lugar, porque se ha probado que Gamboa no tuvo la culpabilidad en lo sucedido’‘.

Gamboa fue protagonista de un accidente fatal el 31 de diciembre mientras conducía por Santiago de Cuba rumbo a Guantánamo y desde ese día se le mantenía detenido para que se realizaran las investigaciones de rigor y se depuraran las responsabilidades.

Según Rodríguez, un testigo sobreviviente y la reconstrucción del hecho parecerían aliviar la culpabilidad del boxeador.

Desde hace mucho tiempo, Gamboa comparte su vida entre Miami y Guantánamo y básicamente solía venir a territorio estadounidense para realizar sus campamentos previo a las peleas importantes, como sucedió en los casos de sus choques contra Devin Haney, Gervonta Davis o Isaac Cruz.

El llamado Ciclón de Guantánamo no peleaba precisamente desde su enfrentamiento contra Cruz el 16 de abril del 2022 cuando cayó por la forma del nocaut de manera muy pronunciada, dejando en evidencia que ya no tenía nada que hacer encima del cuadrilátero.

Tanto hizo Gamboa hace una década atrás, cuando era campeón de las 126 libras y pasaba por encima de Orlando Salido, Jorge Solís y Daniel Ponce de León, que aquel crédito del pasado aún aplicaba para medirse contra jóvenes de la talla de Cruz, Haney y Davis.

Ahora a los 41 años y con este tema legal pendiente, todo apunta a que su carrera deportiva ha llegado a su final de manera definitiva, pero los representantes de Gamboa solo esperan un tratamiento legal lo más justo posible.