Yuriorkis Gamboa preso en Cuba por accidente de tránsito. Ya recibe asistencia legal

PBC

Aunque todavía todo es muy confuso, Yuriorkis Gamboa ya se encontraba recibiendo ayuda legal para encontrar alguna salida a una situación que lo mantenía en prisión hasta este lunes, luego de un accidente fatal ocurrido en la noche del 31 de diciembre en Santiago de Cuba.

De acuerdo con una fuente cercana a la situación, ya el campeón olímpico y múltiple rey profesional estaba con asesoría jurídica para contemplar su caso frente a la fiscalía de esa provincia oriental, donde ocurrió el incidente, en el cual Gamboa atropelló a un peatón en un tramo de carretera con nula iluminación.

“Ya se están dando los pasos para ayudar a Gamboa, aunque todavía faltan muchos detalles por esclarecer’’, comentó la fuente. “Algo que si queremos dejar en claro es que Gamboa no estaba bajo influencia del alcohol ni de ninguna otra sustancia ilegal. Gamboa es una persona muy religiosa y no consume alcohol ni nada indebido’’.

Desde hace mucho tiempo, Gamboa comparte su vida entre Miami y Guantánamo y básicamente solía venir a territorio estadounidense para realizar sus campamentos previo a las peleas importantes, como sucedió en los casos de sus choques contra Devin Haney, Gervonta Davis o Isaac Cruz.

El llamado Ciclón de Guantánamo no peleaba precisamente desde su enfrentamiento contra Cruz el 16 de abril del 2022 cuando cayó por la forma del nocaut de manera muy pronunciada, dejando en evidencia que ya no tenía nada que hacer encima del cuadrilátero.

Desde el primer minuto del combate quedó claro que Gamboa no tenía absolutamente ningún argumento para contrarrestar la juventud, el empuje y los deseos de Pitbull, quien lo estremeció en varias oportunidades y le sacudió las piernas que se mantenían a duras penas.

Lo inevitable sucedió en el quinto round cuando un rally impetuoso de Cruz sacudió a Gamboa hasta los huesos y obligó al árbitro a detener las acciones y rescatar al cubano de un castigo brutal que solo habría de dejarlo con huellas muy dolorosas y duraderas.

Tanto hizo Gamboa hace una década atrás, cuando era campeón de las 126 libras y pasaba por encima de Orlando Salido, Jorge Solís y Daniel Ponce de León, que aquel crédito del pasado aún aplicaba para medirse contra jóvenes de la talla de Cruz, Haney y Davis.

Pero ahora a los 41 años y con este tema legal pendiente, todo apunta a que su carrera deportiva ha llegado a su final de manera definitiva.