Nueva York prohíbe uso de término "inmigrante ilegal" en documentos oficiales

Agencia EFE

Nueva York, 28 may (EFE News).- El Concejo de Nueva York aprobó este jueves por abrumadora mayoría un proyecto de ley que prohíbe en documentos oficiales de la ciudad el uso de los términos "extranjero", "migrante ilegal" o "inmigrante ilegal" para referirse a una persona que no sea ciudadano.

La propuesta del concejal Francisco Moya, el primero de origen ecuatoriano electo en Nueva York, fue votada en una sesión vía teleconferencia y solo obtuvo cuatro votos en contra en el Concejo, de mayoría demócrata y compuesto por 50 miembros.

La medida dispone que el término "extranjero" sea reemplazado por "no ciudadano" en los estatutos y el Código Administrativo de la Ciudad, cuando corresponda.

La medida pasó para la firma del alcalde, Bill de Blasio, y de ser convertida en ley Nueva York será la primera ciudad en eliminar esas palabras de las leyes locales, normas, órdenes, documentos y otros materiales de la ciudad, según un comunicado.

"Ningún ser humano es ilegal. Los términos 'extranjero' e 'inmigrante ilegal' son ofensivos, anticuados y deshumanizantes y no pertenecen a una ciudad como la nuestra, donde estamos orgullosos de nuestra diversidad y promovemos la inclusión de inmigrantes", indicó el presidente del Concejo de la ciudad, Corey Johnson.

De acuerdo con Johnson, esos términos "no tienen cabida en los documentos rectores o el discurso social de nuestra ciudad en la actualidad. Son palabras obsoletas y cargadas que se utilizan para deshumanizar a las personas que describen".

Por su parte, Moya destacó que su proyecto prohibirá que la ciudad use los términos extranjero ilegal o inmigrante ilegal "en leyes, documentos o materiales, a menos que haga referencia a una ley o programa federal".

"Las palabras importan", afirmó el conceja,l para agregar: "El lenguaje que elegimos usar tiene poder y consecuencias. Es hora de que, como ciudad, usemos nuestro idioma para reconocer a las personas como personas en lugar de deshumanizarlas y dividirnos".

La medida cuenta con el apoyo de la Oficina de Asuntos de Inmigrantes de la alcaldía.

(c) Agencia EFE