Yordan Álvarez debe ser elegido al primer Equipo de Estrellas de las Grandes Ligas

David J. Phillip/AP

¡Sensacional!. Así ha sido la actuación como bateador del cubano Yordan Álvarez desde su debut en Grandes Ligas en 2019 cuando terminó con promedio de .313, con 27 jonrones, 78 carreras impulsadas, embasamiento de .412 y OPS de 1.067, estadísticas que le sirvieron para ganar el premio de Mejor Novato de la Liga Americana.

En la pelota de Grandes Ligas sólo cinco peloteros nacidos en Cuba tuvieron en sus tres primeras temporadas completas un inicio de carrera con una actuación ofensiva parecida a la de Álvarez. Ellos fueron el pinareño Tony Oliva (1964-66), el reglano José Canseco (1986-88), el cienfueguero José Abreu (2014-16), el camagüeyano Tony Pérez (1967-69) y el matancero Orestes Miñoso (1951-53).

Yordan se ha desempeñado como jardinero izquierdo y bateador designado, con los Astros de Houston. En esta última posición es donde Álvarez debe ser seleccionado al primer equipo estelar del 2023 cuando se haga el anuncio el próximo 5 de diciembre.

El equipo Todos Estrellas de la MLB es un premio que se le otorga al mejor jugador de cada posición, que sale de la votación de los fanáticos y de un panel de expertos de este deporte.

De igual forma, se designa un segundo equipo estelar donde Yordan ha sido premiado en dos ocasiones (2019-2021). Otros tres antillanos elegidos fueron: Yasmani Grandal (receptor, 2019), Aroldis Chapman (lanzador relevista, 2019) y José Abreu (inicialista, 2020).

En caso de que Yordan sea ubicado en el primer equipo se convertiría en el único cubano en lograrlo desde que comenzaron a darse por primera vez en 2019. Y todo hace indicar que así será, pues cuando miramos sus números nadie puede poner en duda de que debe ser el ganador.

Debemos reconocer los méritos de varios bateadores que ocuparon esta posición de bateador designado. Pero ninguno de ellos tuvo el rendimiento ofensivo del antillano.

El más serio rival es el japonés de los Angelinos, Shohei Ohtani, que por su labor destacada tanto en ofensiva como en pitcheo terminó en segundo puesto por el premio de Jugador Más Valioso (detrás de Aaron Judge). Pero ofensivamente como bateador designado estuvo por debajo de Álvarez.

Ohtani terminó con promedio de .273, embasamiento de .356, slugging de .519 (#6), OPS de .875 (6), 34 jonrones (#4, uno en 17.2 turnos), 95 impulsadas (#7), 90 anotadas (#6), 70 extrabases (#5), 304 en total de bases (#6) y 109 en contribución de carreras para su equipo (#5). Estos números los registró en 157 partidos (22 más que el cubano) y 586 veces al bate (116 más que Yordan).

Álvarez acumuló average de .306 (#4), embasamiento de .406 (#2), slugging de .613 (#3), OPS de 1.019 (#2), 37 jonrones (#3, uno cada 12.7 turnos), 97 remolques (#5), 95 anotadas (#4), 68 extrabases (#6), 78 pasaportes (#4), 288 en total de bases (#8) y 119 en contribución de carreras para su equipo (#2). Su War Jugador (Position) fue de 6.8 (#6) y su War Ofensivo de 6.3 (#3). Estos números los puso en 135 desafíos (22 menos que Ohtani) y 470 turnos al plato (116 menos que el nipón).

Bryce Harper, de Filadelfia, en 99 desafíos tuvo promedio de .287, embasamiento de .364, slugging de .514, OPS de .877, 47 extrabases, 18 jonrones, 65 impulsadas, 63 anotadas y 190 en total de bases.

Pudiéramos mencionar algunos otros nombres destacados en ambos circuitos en la función de bateador designado. Pero todos ellos sumaron estadísticas inferiores al oriundo de Las Tunas.

Yordan Álvarez será el primer pelotero cubano en ser elegido al Equipo Todos Estrellas de las Grandes Ligas. Es, en estos momentos, sin temor a equivocación, el mejor bateador zurdo del planeta.