Anuncios

Winnie Pooh terrorífico no es para niños, advierte su creador

CIUDAD DE MÉXICO, enero 24 (EL UNIVERSAL).- Rhys Frake-Waterfield, el creador y director de la nueva película "Winnie the Pooh: Blood and honey" envió un mensaje a los fans del famoso oso creado por Alexander Milne para que no se sientan ofendidos de que durante su película haya añadido maldad al icónico personaje caracterizado por su nobleza. "Si no la quieren ver, no la vean", afirmó Frake-Waterfield en una conferencia de prensa previa al estreno mundial en México.

Según afirmó desde que en mayo del 2022 se anunció la creación de una nueva adaptación del personaje en versión terrorífica, ha recibido muchos mensajes de odio que, aunque en un principio le asustaron, hoy comprende que son parte de la publicidad de la cinta.

"A través de instagram he recibido mensajes que dicen '¿cómo te atreves?' o '¿por qué le estás haciendo esto a Winnie Pooh?, bueno, es que no es para los niños y son cosas diferentes, quizá hay gente que adoraba a Winnie de pequeños, creció, le empezaron a gustar otras cosas y ahora tenemos esta versión que es totalmente distinta", detalló el creador.

Tanto el elenco como los creadores y productores estuvieron físicamente en la presentación, que se llevó a cabo al sur de la Ciudad de México, de la cinta producida por Scott Jeffrey basada en el personaje de 1926. Esto con la finalidad de no encontrar conflictos legales con Disney después de que la compañía perdió los derechos de los personajes en febrero del año pasado, por lo que Pooh pasó a ser del dominio público.

"Teníamos que basarnos en el original por eso lo ven un poco diferente, por eso es que no tiene la playera roja y nuestro Winnie por fortuna decidió usar pantalón", dijo en tono de broma Jeffrey.

En esta cinta Christopher Robin ha abandonado a los pequeños animales de fantasía en el Bosque de los Cien Acres por lo que debido a la tristeza y el enojo, ellos se vuelven malvados hasta el punto de que el protagonista se convierte en un asesino.

"Llega un momento en el que crecen, Christopher Robin se va a la universidad y ellos tienen que regresar a su naturaleza y terminan convirtiéndose en animales salvajes", explicó el productor.

"Es una película divertida, hay mucha gente que no se lo espera, pero no solamente es matanza y gore, no nos olvidamos que Winnie Pooh ama la miel", señaló el actor protagonista Craig David Dowsett, quien para dar vida a Winnie usó una máscara que recuerda, le quedaba grande así que debajo se ponía un gorro.

Finalmente la protagonista Maria Taylor pidió a los espectadores que antes de ver la película, que se estrena el 26 de enero en cines, tomen en cuenta que se trata de dos personajes diferentes con características que pueden prevalecer tanto para los niños, como para los adultos. "Winnie está en todos lados pero siguen siendo dos diferentes, uno que es bonito y adorable y el otro que es asesino y terrorífico", destacó Taylor.

Otra de las curiosidades de esta película es que el musicalizador Andrew Scott Bell se contactó con el músico Tyler Thackray, quien un año antes de la realización de la cinta había colocado un violín en una colmena, Bell le preguntó si podía tocar el instrumento en la banda sonora de esta producción, lo llamaron Beehiveolin. "Tenía un sonido particular como de abejas", contó Bell.