Washington envía tropas al Golfo

LA NACION

NUEVA YORK.- Estados Unidos enviará fuerzas militares a Medio Oriente luego de los ataques con aviones no tripulados del sábado pasado en los principales sitios petroleros en Arabia Saudita, que el gobierno del presidente Donald Trump atribuyó a Irán. Rápidamente, la república islámica advirtió que "responderá a cualquier amenaza".

"El presidente aprobó el despliegue de las fuerzas estadounidenses que serán de naturaleza defensiva y se centrarán principalmente en la defensa aérea y de misiles", afirmó el secretario de Defensa, Mark Esper, en una conferencia de prensa.

El general Joseph F. Dunford Jr., presidente del Estado Mayor Conjunto, describió el despliegue de tropas como "modesto" y "no miles".

Dunford afirmó que planeaba consultar con el Comando Central y con los funcionarios sauditas para resolver los detalles del despliegue, que podrían ser anunciados la próxima semana.

Esper explicó que las tropas se centrarían principalmente en las defensas aéreas y de misiles. Precisó que Washington acelerará el envío de equipos militares a Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Según las fuentes militares norteamericanas, el despliegue de tropas a esas naciones "está ocurriendo", ya que Irán se involucró en una "escalada significativa de violencia" en la región.

Esta semana, el secretario de Estado Mike Pompeo dijo que si bien los rebeldes hutíes de Yemen respaldados por Irán se atribuyeron la responsabilidad del ataque al sitio petrolero saudita, las "huellas digitales" del ayatollah de Teherán fueron evidentes en los ataques con aviones no tripulados.

Para Esper, "las armas usadas en el ataque iraní fueron producidas por Irán y no fueron lanzadas desde Yemen como se afirmó inicialmente".

Enfatizó que Arabia Saudita está liderando la investigación del ataque. "Los mantendremos a la cabeza con respecto a los análisis forenses, por lo que debemos dejar que eso se desarrolle, que la evidencia se desarrolle", dijo Esper.

La poderosa Guardia Revolucionaria de Irán respondió ayer con su comandante en jefe, que afirmó que el país está listo para el combate y "cualquier escenario". El general Hossein Salami, en una ceremonia en la que mostró piezas de un avión no tripulado estadounidense que Irán derribó en junio pasado, señaló que sus fuerzas llevaron a cabo "ejercicios de guerra y están listos para cualquier escenario".

"Si alguien cruza nuestras fronteras, lo golpearemos", indicó.

Agencias ANSA y AFP