El vuelo de Jeff Bezos, un nuevo hito en la carrera espacial privada

·4  min de lectura
Jeff Bezos frente al mirador de la cápsula que lo llevó al espacio impulsado por el cohete reutilizable New Shepard
Jeff Bezos frente al mirador de la cápsula que lo llevó al espacio impulsado por el cohete reutilizable New Shepard

WASHINGTON.- El hombre más rico del mundo tocó el espacio. Jeff Bezos, fundador de Amazon y dueño del The Washington Post, completó su vuelo suborbital de poco más de 10 minutos a las puertas del espacio exterior en el cohete New Shepard, diseñado por otra de sus compañías, Blue Origin. Bezos, fanático de la serie Star Trek y de las misiones Apolo que llevaron al hombre a la Luna, es el segundo multimillonario en llegar al espacio después de Richard Brandson.

El viaje de la nave New Shepard, bautizada en nombre de Alan Shepard, el primer norteamericano en volar al espacio, en 1961, estableció dos nuevos registros históricos: junto a Bezos viajaron su hermano, Mark, un estudiante de 18 años de Holanda, Oliver Daemen, quien se convirtió en la persona más joven en viajar al espacio, y Wally Funk, una aviadora de 82 años, y desde hoy la persona más vieja en dejar la Tierra.

El cohete New Shepard, al que iba a adosada una cápsula que transportaba a los cuatro tripulantes, despegó a las 8.11 (hora local) desde un remoto desierto en el oeste de Texas, a unos 40 kilómetros de Van Horn, un pueblo de menos de 2000 habitantes. El New Shepard ascendió a una velocidad superior a Mach 3 en la escala supersónica impulsado por hidrógeno y oxígeno líquidos, sin producir emisiones de carbono.

La nave ascendió a unos 106 kilómetros, por encima de la denominada Línea de Karman, a unos 100 kilómetros de la superficie, el límite entre la atmósfera y el espacio. Tras el ascenso, la cápsula se separó de su propulsor y los astronautas pasaron unos minutos por encima. Luego de pasar unos minutos en el espacio, la cápsula descendió en caída libre antes de desplegar tres paracaídas gigantes que frenaron el descenso antes de que un retropropulsor permitiera un aterrizaje suave en el desierto.

Así fue por dentro el viaje al espacio de Jeff Bezos
Así fue por dentro el viaje al espacio de Jeff Bezos


Así fue por dentro el viaje al espacio de Jeff Bezos

El primer vuelo de Blue Origin marcó un nuevo hito en la carrera espacial privada que llevan adelante Bezos, Virgin Galactic, de Brandson, y SpaceX, de Elon Musk. El último vuelo terminó de abrir una nueva puerta en la era del “turismo espacial”. Pero en lo que respecta a viajes al espacio, el primer viaje de Bezos fue un modesto vuelo suborbital que tocó la puerta del espacio. Con todo, Bezos llegó más lejos que Brandson, quien no llegó a cruzar la Línea de Karman al volar a una altura de menos de 90 kilómetros sobre el desierto de Nueva México. Brandson de todos calificó a su viaje como “simplemente mágico”.

Los viajes de Bezos y Brandson marcaron la llegada de civiles al espacio sin la intervención de un gobierno, poniendo una experiencia hasta ahora reservada a miembros de las Fuerzas Armadas o científicos al alcance de las billeteras de los multimillonarios del mundo. Ni Bezos ni Brandson quieren hablar de una competencia entre sus empresas, que además buscarán participar de las próximas misiones que planea Estados Unidos para llegar a la Luna y, después, a Marte.

Bezos mostró el mismo entusiasmo luego de flotar durante unos minutos arriba de la atmósfera terrestre. Al regresar a la Tierra, Bezos dijo en una conferencia de prensa acompañado por el resto de los tripulantes que quedó “atónito” por la belleza del planeta, y también por su fragilidad.

“Todos los que han estado en el espacio han dicho que los cambió y se quedaron asombrados, atónitos, por la Tierra y su belleza, pero también por su fragilidad, y yo no podría estar más de acuerdo”, dijo Bezos. El creador de Amazon agregó que flotar en el espacio le pareció “un estado natural”.

Dos acompañantas de Bezos con historias de vida antagónicas dejaron una marca en la historia. Wally Funk es una pionera de la aviación que cumplió un sueño. Funk llegó a integrar un grupo de 13 mujeres que fueron candidatas a convertirse en astronautas del programa Mercury, el primero de la NASA. Nacida en Las Vegas, en 1939, Mary Wallace “Wally” Funk Mary Wallace “Wally” Funk se incorporó en 1961 al proyecto que llevaba adelante el médico William Lovelace con el que planeaba convertir a un grupo de trece mujeres en las primeras en llegar al espacio. Nunca ocurrió por un simple motivo: eran mujeres.

El momento en que Jeff Bezos y su tripulación caminan hacia el cohete New Shepard, de su empresa Blue Origin
Blue Origin


El momento en que Jeff Bezos y su tripulación caminan hacia el cohete New Shepard, de su empresa Blue Origin (Blue Origin/)

Décadas después, a sus 82 años y con casi 20.000 horas de vuelo sobre sus espaldas, Funk se convirtió en la persona más vieja en viajar al espacio. “Nadie ha esperado tanto tiempo”, escribió Bezos en un video publicado sobre Funk publicado en Instagram.

La historia de Oliver Daemen es más sencilla: es el hijo de un multimillonario que pagó por el lugar en la nave de Bezos, y después por un problema de agenda decidió que viajaría en un vuelo posterior. A sus 18 años, Daemen se convirtió en la persona más joven en llegar al espacio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.