Anuncios

Viva México: ladrón remata su asalto llevándose un bolillo para el susto

Dos ladrones, uno de ellos armado con un arma de fuego, ingresaron a una panaderíadel municipio Cuautitlán Izcalli, en el Estado de México, para llevarse el dinero de las ventas y cuando ya se retiraban, uno de ellos se robó un bolillo.

De acuerdo con el diario La Prensa, el comercio está ubicado en el Pueblo de Axotlán. El crimen quedó registrado gracias a la cámara de seguridad del comercio. En las imágenes, se aprecia que uno de los ladrones se dirigió hacia la empleada y luego de platicar con ella la amenazó con la pistola.

"Dame el dinero. Dame una bolsa y el dinero", le ordenó el criminal, entonces la empleada le entregó su celular y luego abrió la caja registradora de dónde sacó una bolsa, aparentemente con las ganancias.

Al parece al sujeto no le gustó lo que vio y cruzó el anaquel para acercarse a la caja, entonces vio y tomó lo que había en ella y luego comenzó a caminar hacia la salida. El primero en abandonar el lugar fue su cómplice, cuando estaba por dejar el sitio el ladrón tomó un bolillo y luego se fue.

En México existe la creencia de que comer un pan bolillo es un remedio que ayuda a calmar a una persona en situaciones de estrés o cuando ha pasado un susto.

De acuerdo a un artículo publicado en la Gaceta de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Profesor de la Facultad de Psicología, Eduardo Calixto Gonzáles, explica que en una situación amenazante se generan cambios neuroquímicos en el organismo, lo cual desencaden mayor liberación de adrenalina en el cuerpo y por consiguiente más consumo de glucosa: “evidentemente el comer un bolillo o cualquier otro alimento nos otorga rápidamente la glucosa que el cerebro está demandando… debo ser muy objetivo en esto, cuando nos asustamos independientemente de lo que creamos, lo que pensemos y la edad que tengamos, el organismo inmediatamente genera adaptaciones en la vida. Cuando una persona en estas condiciones y en especial en ayuno genera esto, puede ser que la glucosa que se da por harina, un pan un pastelillo, un dulce o un refresco otorgue más rápido la glucosa y lo adapte”.

De acuerdo con datos recabados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con corte al 31 de julio, en el Estado de México se han registrado un total de 9,975 robos a negocios, de los cuales 5,408 fueron con violencia, mientras que el resto, 4,567, fueron sin ella.

Sobre ese delito, la segunda entidad donde más de comente es en la Ciudad de México, con 7,226 casos; seguido de Puebla, con 2,599; y Veracruz, con 2,342.