“No están solos”: con un gesto sorpresa, la UE ratificó su apoyo a Ucrania en un día simbólico para toda Europa

·5  min de lectura
El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, visita la ciudad ucraniana de Odessa
TWITTER @EUCOPRESIDENT

ODESSA.- “Ustedes no están solos. La Unión Europea está con ustedes”. En pleno toque de queda estricto y prolongado -que comenzó anoche a las 22 y se prolongará hasta mañana a las 5 de la madrugada-, sorpresivamente llegó hoy a esta legendaria ciudad portuaria bajo ataque ruso el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que volvió a demostrar, en una jornada de los más simbólica, el pleno apoyo del bloque europeo a esta exrepública soviética agredida por Rusia.

El impresionante silencio de esta ciudad desierta solo fue interrumpido por un enésimo ataque con misiles lanzados por Rusia desde Crimea. En un tuit, Michel explicó que viajó a Odessa para celebrar el “Día de Europa en la ciudad donde Pushkin dijo que ‘uno puede sentir a Europa”.

Michel aludió así al gran poeta ruso Alexander Pushkin, que vivió 13 meses en Odessa en el siglo XIX (incluso hay un museo en su honor), y a la celebración que desde 1985 tiene lugar cada 9 de Mayo en la UE, en recuerdo de la denominada Declaración Schuman, en la que el canciller francés Robert Schuman dio el primer paso para la integración de los estados europeos al proponer que el carbón y el acero de Alemania y Francia(y los demás países que se adhirieran) se sometieran a una administración conjunta, impulsando la creación de la primera comunidad europea. Esa propuesta tuvo lugar el 9 de mayo de 1950, en el quinto aniversario de la rendición de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

La UE quiso, así, enviar un mensaje muy claro y contrarrestrar la tradicional celebración del 9 de Mayo de Vladimir Putin, a 77 años de la victoria de la URSS sobre la Alemania nazi.

Michel, que la semana pasada estuvo en la vecina Moldavia -exrepública soviética que teme ser arrastrada en el conflicto actual debido a la tensión con el enclave prorruso de Transnistria-, también denunció la “agresión rusa” en su visita sorpresa, en la que tuvo una videoconferencia con el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky. Lo hizo al afirmar, en el mismo tuit, que había viajado a Odessa, ciudad, “donde hoy los ucranianos defienden sus monumentos de las balas y cohetes y su libertad de la agresión rusa”.

“No están solos. La UE está con ustedes”, destacó. Y subió imágenes en las que aparece junto al primer ministro de Ucrania, Denys Shmyhal, en uno de los lugares más emblemáticos de Odessa, es decir, en el monumento al duque de Richelieu totalmente tapado por bolsas de arena que lleva a la famosa escalinata Potemkin, frente al bloqueado puerto de Odessa, sobre el Mar Negro.

Michel también publicó una foto en la que se lo ve visitando uno de los varios edificios dañados por los bombardeos rusos, junto a Shmyhal y escoltado por militares y guardaespaldas.

Según trascendió y fiel reflejo de la situación que vive Odessa, Michel debió bajar a un refugio esta mañana a los 9 locales, cuando sonaron las sirenas antiaéreas debido a un enésimo ataque. Desde Crimea, en efecto, los rusos lanzaron cuatro misiles P-800 Onyx sobre objetivos militares del sur de Odessa. Según voceros militares, estos ataques no causaron muertes.

En su sorpresiva visita relámpago, Michel también visitó el puerto de Odessa, el más importante de Ucrania, que está totalmente bloqueado desde hace más de dos meses, desde el principio de la denominada “operación especial” de Putin.

“He visto silos llenos de granos, trigo y maíz listos para ser exportados”, escribió el presidente del Consejo Europeo en un segundo tuit, en el que justamente denunció cómo la parálisis de todos los puertos sobre el Mar Negro, debida a la “guerra rusa”, está teniendo “dramáticas consecuencias” en la distribución de alimentos en países vulnerables.

“Necesitamos una respuesta global”, indicó Michel, que, con chaleco antibala puesto, también leyó una declaración ante el famoso Teatro de la Ópera, en el centro histórico militarizado de la ciudad. Su visita trascendió gracias a sus redes sociales y no pudo ser cubierta por ninguno de los periodistas aquí presentes.

Debido al toque de queda en vigor desde anoche, decretado por las autoridades en vista de una intensificación de los ataques durante la fecha simbólica del 9 de mayo, nadie puede salir a la calle. Ni siquiera los corresponsales de guerra extranjeros acreditados por el Ministerio de Defensa de Ucrania, que se encuentran encerrados en sus hoteles. Quien sale a la calle corre el riesgo de ser arrestado en virtud de la ley marcial vigente.

Lo cierto es que, según el vocero del ministerio de Defensa ucraniano, Oleksandr Motuzyanyk, Rusia duplicó el número de misiles en el Mar Negro. Actualmente hay siete lanzamisiles Calibre con una capacidad total de hasta 50 misiles en sus aguas. La semana pasada había tres, con 20 misiles cada uno.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.