Vino, mujeres y textos: lo que hizo que suspendieran a un abogado de Florida

·3  min de lectura
Florida Bar

Beber y comportarse indebidamente en la oficina con mujeres a quienes no debería haber contratado —y a las que despidió después de su propio mal comportamiento— hizo que un defensor público electo de Jacksonville fuera suspendido por la Corte Suprema del estado.

La suspensión legal de Matt Shirk, de un año de duración, comienza el 24 de septiembre.

La investigación de la Comisión de Ética de la Florida sobre las acciones de Shirk terminó con una recomendación del 18 de septiembre de 2019 al gobernador Ron DeSantis para que Shirk fuera censurado públicamente, amonestado y que enfrentara una sanción civil de $6,000. El Colegio de Abogados de la Florida presentó su denuncia en abril de 2021.

Shirk fue elegido dos veces (2009, 2013) defensor público del Cuarto Circuito Judicial. Mientras ocupaba ese cargo, según el informe de un árbitro en el caso de disciplina del Colegio de Abogados de la Florida”, contrató o instruyó la contratación de tres mujeres en contra de los procedimientos, políticas o calificaciones, o fuera de las prácticas normales de contratación”.

La investigación de 2013 del Florida Times-Union que inició la investigación de interés público sobre Shirk dijo que este encontró a una de las mujeres en redes sociales y a dos en un club nocturno.

Contrataciones y despidos, beber y conversar en la oficina

En su informe, el árbitro Kenneth James Janesk II dice que Shirk admitió ante la Comisión de Ética, y dos veces en declaraciones juradas ante el Colegio de Abogados de la Florida, que “se involucró en el lugar de trabajo o en interacciones relacionadas con el trabajo con estas mujeres de interés personal para sí mismo mediante el envío de mensajes de texto personales de coqueteo que incluían ‘tarjetas electrónicas’ que eran indebidas y de naturaleza sugestiva”.

El informe del árbitro dice que cuando la esposa de Shirk se enteró de los mensajes de texto, este ordenó que se despidiera a las mujeres “en beneficio propio y para salvar su matrimonio”.

Una nota a pie de página del reporte del árbitro dice que una de las mujeres fue despedida con causa, pero que Shirk admitió que la habría despedido “por la única razón de ‘salvar su matrimonio’ si no hubiera sido despedida ‘con causa’”.

Al decidir la pena recomendada para Shirk, Janesk consideró los despidos como un factor agravante: “motivo deshonesto o egoísta en el sentido de que el despido de las empleadas se hizo porque [Shirk] quería salvar su matrimonio”.

El reporte dice que Shirk admitió haber guardado alcohol en un globo terráqueo decorativo de la oficina y haber proporcionado alcohol a dos de las mujeres en la oficina mientras estaba abierta, pero mientras no estaban trabajando.

Sin embargo, la respuesta de Shirk a la queja del Colegio de Abogados de la Florida también dice: “Durante muchos años, la Oficina del Defensor Público celebró fiestas y reuniones en la oficina que incluían bebidas alcohólicas”.

El cliente juvenil, C.F., era un niño de 12 años acusado como adulto de homicidio en primer grado y abuso infantil con agravantes en 2011. El niño fue asignado a la oficina del defensor público. Shirk presentó una moción en diciembre de 2011 para que se le asignara un tutor ad litem. El tutor presentó una moción en febrero de 2012 que reasignó la defensa del niño acusado a los bufetes de abogados de Holland & Knight; Bedell, Dittmar, DeVault, Pillans & Coxe; McGuire Woods; Creed & Gowdy, y la Oficina Legal de D. Gray Thomas.

Durante una entrevista con un equipo de rodaje de un documental francés, según el informe del árbitro, Shirk hizo pública una comunicación confidencial con un cliente.

“[Shirk] testificó que creía que era en el mejor interés de C.F. y que tenía el consentimiento de sus comunicaciones anteriores con C.F. como su Defensor Público”, escribió el árbitro.

Pero, como menor de edad, C.F., no podía dar su consentimiento y Shirk no había obtenido el consentimiento del tutor o del actual equipo de defensa de C.F.