Los videos del arrepentido que habló de “aportes” y de los pagos privilegiados a Lázaro Báez y Cristóbal López

·3  min de lectura
Patricio Gerbi, titular de Coarco y arrepentido en la causa de los cuadernos de las coimas
Patricio Gerbi, titular de Coarco y arrepentido en la causa de los cuadernos de las coimas

El empresario Patricio Gerbi, arrepentido en la causa de los cuadernos de las coimas, declaró bajo juramento en el único juicio oral que avanza contra Cristina Kirchner. Relató que un exfuncionario de Vialidad Nacional le pidió que hiciera una “colaboración monetaria” y que la misma solicitud le hizo un financista cercano a los Kirchner. Dijo también que las empresas constructoras de Lázaro Báez y Cristóbal López estaban en una lista que les reconocía prioridad para cobrar por sus obras.

LA NACION accedió al video de la declaración de Gerbi, una larga audiencia en la que los defensores de exfuncionarios se enfrenaron con el fiscal para intentar que la declaración se suspendiera. Cuestionaron su validez, con el argumento de que el empresario podía autoincriminarse. Entre ellos, los defensores de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi; de Julio De Vido, Maximiliano Rusconi; de Báez, Juan Martín Villanueva; y del expresidente de Vialidad de Santa Cruz Héctor Jesús Garro, Mariano Fragueiro. El fiscal Diego Luciani les dijo que a lo que se oponían, en realidad, era al hallazgo de la verdad.

Pablo Gerbi: el arrepentido que el kirchnerismo quiso acallar y que comparte defensor con Mauricio Macri

Gerbi, titular de la empresa Coarco, fue procesado en la causa de los cuadernos de las coimas, donde lo representa Pablo Lanusse, el mismo abogado que defiende a Mauricio Macri. Declaró como arrepentido en aquel expediente, pero en el juicio oral por el caso Vialidad su declaración de este martes fue permitida con una salvedad: el tribunal oral le dio la posibilidad de no responder aquellas preguntas que creyera que podrían autoincriminarlo. En este caso, Cristina Kirchner está acusada de haber direccionado en favor de determinadas empresas obras en la Patagonia y haberlas favorecido con los pagos.

El pedido de “colaboración monetaria”

Gerbi recordó que fue convocado por el Ernesto Clarens, financista de los Kirchner, a una reunión donde participó además Sandro Férgola, que era gerente de Vialidad Nacional. “Planteó de pedirnos una colaboración monetaria”, sostuvo. Y dijo que él se había negado a realizar el aporte.

La citación de Wagner

Luego relató: “Wagner citó a algunos empresarios para comentarles que esta persona, Clarens, iba a comunicarse con nosotros para que hiciéramos aportes monetarios. Yo no lo conocía, me llamó: alguien le habrá dado mi número”.

Gerbi declaró por Zoom desde la sala de audiencias del Tribunal Oral Federal de Mar del Plata. En Buenos Aires, los jueces Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Andrés Basso lo escuchaban en el estrado ante una sala de juicio vacía en Comodoro Py 2002. Los defensores e imputados estaban conectados por Zoom, lo mismo que el fiscal.

La lista de empresas de pago prioritario

Gerbi respondió además sobre una lista de empresas que, según detalló que le dijeron, recibían un trato prioritario para recibir los pagos del Estado. En los primeros lugares estaban Austral Construcciones, de Lázaro Báez, CPC, de Cristóbal López y Esuco, de Carlos Wagner, expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción y que supuestamente manejaba la asignación de los contratos.

Berladi, abogado de Cristina Kirchner, pidió la nulidad de la declaración y denunció: “Hemos llegado a un punto donde las cosas tienen una gravedad inusitada”. Mesurado en sus expresiones y sin levantar la voz, dijo: “Mi parte ya ha fijado una posición con relación a la validez de este juicio; he hecho planteos muy serios sobre lo que se está sustanciando aquí, que adolece de serios agravios a garantías constitucionales”. Señaló que el tribunal oral era incompetente, reiteró que el caso fue analizado por “dos jueces de Casación que no son imparciales” porque visitaron al expresidente Macri, en alusión a los camaristas Gustavo Hornos y Mariano Borinsky.

El juez Giménez Uriburu, al leer la resolución del tribunal que rechazó uno de los tantos planteos de las defensas, señaló que se trataba de una “situación inédita”. Dijo: “Algunos de los actores de este juicio intentan impedir a toda costa la declaración de un testigo ofrecido y admitido”. Y recordó que los jueces son “los responsables de velar para que los testigos declaren sin intimidación”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.