Anuncios

Veto de AMLO de nuevo pone al INAI en riesgo de no poder sesionar; el instituto presentará controversia por falta de nombramientos

INAI
INAI

El veto que el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo a Yadira Alarcón y a Rafael Luna, quienes habían sido elegidos por el Senado como comisionados del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), de nuevo puso a la institución en riesgo de quedar impedida legalmente para poder sesionar y la llevó a anunciar una controversia constitucional debido a esta situación.

A finales de enero, la comisionada presidenta del INAI, Blanca Lilia Ibarra, envió un oficio al Senado en el que alertó sobre la posibilidad de que el pleno del INAI quedara paralizado por falta de integrantes. Por ello, llamó a las y los senadores a concretar dos designaciones pendientes desde hace casi un año, luego de que Oscar Guerra y Rosendoevgueni Monterrey concluyeran sus periodos.

El instituto actualmente tiene cinco de los siete comisionados que deben conformarlo, la cantidad mínima para sesionar. Sin embargo, el 31 de marzo termina su mandato otro comisionado, Francisco Javier Acuña, por lo que las sesiones plenarias ya no tendrían el quorum para poder realizarse.

Ante los exhortos del INAI y de organizaciones civiles, así como ante el mandato de un juez, el Senado destrabó el proceso pendiente y el 1 de marzo aprobó los nombramientos de Yadira Alarcón y de Rafael Luna. Al mismo tiempo, en esos días emitió la convocatoria para las personas interesadas en ocupar el asiento que Acuña dejará vacante, con lo que abrió un camino para que el pleno del INAI nuevamente quedara completo.

Este miércoles, sin embargo, la situación dio un giro con el veto de López Obrador.

Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado, confirmó que el presidente ejerció su facultad de objetar los nombramientos en el INAI y dijo que “no debe haber extrañeza” por esa decisión, pues —según el legislador— es reflejo de la división de poderes.

Ahora, el Senado debe someter a votación una nueva propuesta de aspirantes a comisionados del INAI, que ya no necesitarían los votos de dos terceras partes de las y los legisladores para ser electos, sino de tres quintas partes. 

La Constitución señala que López Obrador aún puede efectuar un segundo veto. Si esto ocurriera, el Senado tendría que hacer otro nombramiento con tres quintas partes de sus integrantes y esa elección ya no podría ser vetada.

El argumento de López Obrador para vetar a Luna fue que el aspirante “no aparece en la lista de las personas que habían destacado por su participación en ese proceso” para elegir integrantes del INAI, de acuerdo con un reporte del diario Reforma.

Luna, en efecto, fue uno de los contendientes peor evaluados. Por el contrario, Alarcón sí obtuvo altas calificaciones en la evaluación.

Lee: El Senado elige a dos comisionados del INAI; uno de ellos fue de los peor evaluados

El INAI irá a la Corte

Por la noche de ayer, horas después de que se diera a conocer la objeción del presidente, el pleno del INAI citó a una sesión extraordinaria en la que sus cinco comisionados aprobaron acudir ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para presentar una controversia constitucional por la falta de nombramientos que pone en riesgo la operación del organismo.

Durante el encuentro, la presidenta del INAI señaló que el instituto “vive un periodo extraordinario”, por lo que debe defenderse.

“El INAI ha determinado activar el mecanismo de defensa constitucional que la ley le confiere”, dijo Ibarra, en tanto que sus otros cuatro compañeros —Norma Julieta del Río, Josefina Román, Adrián Alcalá y Francisco Javier Acuña— se expresaron en términos similares.

Acuña, el comisionado saliente, señaló que el INAI en conjunto no dejaría de trabajar si el pleno se quedara con solamente cuatro integrantes, pero “sí caería en un pasmo” o una “inoperancia sustantiva”, porque estaría imposibilitado para aprobar resoluciones para ordenar a las instituciones públicas abrir información o para emitir sanciones a quienes violen las leyes de protección datos personales.

Durante el sexenio de López Obrador, la relación entre el presidente y el INAI ha sido tensa. En numerosas ocasiones, el mandatario ha acusado al instituto de ser costoso y no servir para combatir la corrupción, e incluso ha planteado que debe desaparecer. En contraparte, las y los comisionados han afirmado que el INAI cumple con su función como órgano autónomo y es pieza clave para que la ciudadanía ejerza su derecho a saber.