La verdadera historia de "La Sirenita" que no retrató Disney

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 15 (EL UNIVERSAL).- El clásico de "La sirenita" de Disney es una historia que ha permanecido a lo largo de diversas generaciones. Pese a que se estrenó en Estados Unidos en 1989 y desde ahí se dio a conocer la narrativa infantil, al igual que sucede con otros cuentos, Ariel también esconde una historia escalofriante.

El cuento de hadas original se publicó en 1987 en Copenhague bajo el nombre de Hans Cristian Andersen, un autor renombrado por sus historias infantiles, pues también creó "El patito feo", "La reina de las nieves", entre otros.

La historia de "La sirenita"

La obra de "La sirenita" trata la historia de una mujer mitad pez que se enamora de un humano. Ésta situación la lleva por diversas circunstancias como intercambiar su voz con una hechicera para tener un par de piernas, volverse humana y así lograr obtener el amor del príncipe. Aunque hasta este momento todo concuerda con Disney, en realidad tiene escenas que no se muestran en la cinta.

La joven sirena, que estaría por cumplir 15 años, sube a la superficie del mar para observar el mundo exterior, momento en el cuál observa al príncipe cuando éste se encuentra en peligro, ya que su su barco se voltea, ante esto, ella decide salvarlo pero el hombre no se percata de que "Ariel" es quien lo ayuda.

Cuando la mujer queda flechada y acude con la hechicera para hacer el trato a cambio de su voz, ésta le dice que si el príncipe no se enamora de ella y se casa con otra, morirá al amanecer siguiente convirtiéndose en espuma, además le advierte que cada paso que dé con sus nuevas piernas sufrirá un dolor como si millones de espadas le traspasaran la piel.

Recordemos que dentro de la película hay una escena en un baile, pues dentro del cuento, el romántico instante se vuelve insoportable para la "princesa".

Debido a que el príncipe no se percata de quién es su salvadora, se casa por error con la princesa de un reino vecino, por lo que Ariel recibe de sus hermanas una daga encantada que tiene el poder de regresarla a su naturalidad. La función del cuchillo era matar al príncipe para que la sangre corriera por sus piernas y así, ésta recuperara su cola de sirena.

Ariel decide no asesinarlo y en cambio opta por morir, finalmente el príncipe se da cuenta de su error cuando la ve metiéndose al mar y se convierte en espuma.